domingo, 10 de enero de 2016

Arabia Saudita incendia Oriente Medio con la ejecución de Sheij Nimr




La ejecución de un prominente clérigo chiíta por Arabia Saudita se ha traducido en violentas protestas en Irán, cuya clase política lanza duras advertencias a Riad. La tensión en el golfo Pérsico ha alcanzado un nuevo punto álgido, después de que Arabia Saudita ejecutara este sábado a un clérigo chiíta pese a los numerosas peticiones de Irán para que no lo hiciera.


Irán ha elevado una protesta por la ejecución del clérigo Nimr al-Nimr y ha convocado al encargado de negocios saudí. Por su parte, Arabia Saudita convocó al embajador iraní, en respuesta a la reación "hostil" de Teherán, informó la agencia oficial saudita SPA.


"El Gobierno de Arabia Saudita apoya a los movimientos terroristas y a extremistas, y afronta las críticas dentro del país con opresión y ejecuciones", declaró el portavoz del ministerio del Exterior de Irán, Hossein Jaber Ansari, advirtiendo que "el Gobierno saudita pagará un alto precio por esta política", según la agencia iraní IRNA, citada por AFP.

Uno de los clérigos más importantes de Irán, el ayatolá Ahmad Khatami, condenó la ejecución vaticinando que esta "borrará de las páginas de la historia" a la Casa de Saud que gobierna en Riad.

Mientras aliados de Riad, como Bahréin y Emiratos Árabes Unidos, expresaron su apoyo al reino, otros países, como Irak y el Líbano, han unido su protesta a la de Irán.

Khalaf Abdelsama, líder del bloque parlamentario iraquí del partido gobernante chiíta Dawa, exige clausurar la embajada saudí, que reabrió el pasado 15 de diciembre por primera vez en 25 años, así como expulsar al embajador, que apenas llevaba tres días en Bagdad. Asimismo, Abdelsama propone "ejecutar a todos los terroristas saudíes que se encuentran en las cárceles de Irak", que suman 61, según cifras barajadas a mediados de 2015, informa AFP.


Amnistía Internacional denunció que el proceso judicial contra al-Nimr era "tremendamente injusto"


Por su parte, el movimiento libanés Hezbolá también ha alzado su protesta, acusando a Washington de tener "responsabilidad directa" en este "asesinato", en calidad de cómplice de Arabia Saudita. La organización Amnistía Internacional comentó a AFP que el proceso judicial contra al-Nimr fue "tremendamente injusto" y que bajo el pretexto de combatir el terrorismo, Riad trata de reprimir la oposición.


Protestas que se tornan violentas


La muerte del jeque Nimr ha desatado una fuerte reacción de repulsa, no solo entre los altos cargos de Irán, sino también entre la población. Este sábado manifestantes incendiaron el consulado saudita en la segunda ciudad más grande de Irán, Mashhad.


Horas después la embajada saudí en Teherán también fue objeto de un ataque, cuando manifestantes lanzaron contra la sede cócteles molotov, y luego irrumpieron en el edificio y lo incendiaron. La policía usó los gases lacrimógenos para dispersarlos.


En Irak también han sido convocadas protestas, en particular en la ciudad sagrada chiíta de Kerbala.


Temiendo protestas dentro de sus fronteras, Riad envió este sábado cientos de vehículos armados antidisturbios a la aldea de Awamia, en la región de Qatif, cuna del prominente clérigo chiíta ejecutado.


Arabia Saudita da 24 horas para que se retire el embajador iraní


Arabia Saudita ha dado 24 horas al embajador iraní en Riad para que abandone el país, informa Fars News. La información reportada en Twitter por la agencia iraní aún no ha sido confirmada oficialmente.


Las relaciones diplomáticas entre ambos países se han agravado después de que Arabia Saudita ejecutara al prominente clérigo chiita Nimr al-Nimr. Ayer, Irán convocó al encargado de negocios saudí para protestar por el incidente. Posteriormente, ese mismo día Riad convocó al embajador de Irán para entregarle una nota de protesta.


Anoche, la embajada saudí en Teherán fue objeto de un ataque, cuando manifestantes lanzaron contra la sede cócteles molotov, y luego irrumpieron en el edificio y lo incendiaron.


El gobierno saudí anunció este sábado la ejecución de 47 personas que habían sido imputadas por planificar y participar en ataques terroristas de Al-Qaeda desde 2003 a 2006. Entre los acusados se encontraba el prominente clérigo chiita, jeque Nimr Baqir al-Nimr.


El religioso era considerado como uno de los líderes de la Primavera Árabe y uno de los jefes principales de las rebeliones de 2011 y 2012 en el país que ocurrieron después de la Revolución tunecina. Su ejecución desató la ira entre los líderes chiitas en toda la región y se tradujo en protestas en varios países.


La embajada saudí en Bagdad, en llamas tras el impacto de un misil


La embajada de Arabia Saudita en la capital de Irak se encuentra en llamas tras haber recibido el impacto de un misil, según testigos.


Por las redes sociales circula una supuesta foto de la embajada saudí en Bagdad envuelta en llamas tras haber sido alcanzada por un misil.


Las embajadas saudíes en Irán e Irak se encuentran en llamas, después de que Riad informara que había ejecutado al clérigo chiíta Nimr al-Nimr.


El consulado en la ciudad iraní de de Mashhad también resultó incendiado por manifestantes horas antes de que fuera pasto de las llamas la embajada en Teherán, asaltada por la muchedumbre.


En la madrugada del domingo, usuarios de las redes sociales informaron de la presencia de fuego en la embajada saudí en Bagdad, supuestamente causado por el impacto de un misil, algo que no ha sido confirmado oficialmente.


Arabia Saudita abrió su embajada en Bagdad hace apenas dos semanas, el pasado 15 diciembre, 25 años después de que Riad la cerrara en señal de protesta por la invasión iraquí de Kuwait. El embajador saudita llegó a Bagdad hace tan solo tres días, informa AFP.


Hermano de Al-Nimr: Riad no devuelve el cuerpo del sheij, alega haberlo enterrado


El régimen saudí rechaza las peticiones para devolver el cuerpo del sheij Al-Nimr, a quien ha ejecutado este sábado, y alega que le ha enterrado, ha asegurado el hermano del fallecido clérigo.


Según Mohamad al-Nimr, hermano del prominente clérigo chií sheij Nimr Baqer al-Nimr, el régimen de Riad ha alegado que ha enterrado los cuerpos de los que ha ejecutado y por esto no puede entregar sus cadáveres.


La verdad sobre la vida de Sheij Nimr, asesinado por el régimen saudita


Por Jalil SAHURIE


Desde la detención del prominente líder musulmán shiíta saudí «Ayatulá Nimr Baqir Amin al-Nimr» en julio de 2012, el régimen de Arabia Saudí ha trabajado para propagar una serie de percepciones erróneas destinadas a degradar el historial de Sheij al-Nimr como figura pacífica de la oposición. Sin embargo, una revisión de los discursos del Sheij Nimr y a las actividades de la oposición demuestra que las afirmaciones del régimen no se sostienen frente a un escrutinio.


Según la Agencia de Noticias de Ahlul Bait (ABNA) - Ayatulá al-Nimr ha pedido en repetidas ocasiones mejoras en la situación de los musulmanes shiítas saudíes y el fin de la injusticia del régimen en contra de ellos, independientemente de cualquier consideración externa. Sus esfuerzos para llamar la atención sobre la discriminación sistemática que sufren los musulmanes shiítas en la educación, el empleo, frente al poder judicial, la libertad religiosa, entre otros sectores, había venido ganando seguidores entre muchos en fieles en la predominantemente shiíta Provincia Oriental. En un sermón pronunciado en la primavera de 2012, después de proporcionar una historia detallada de los levantamientos populares shiítas saudíes anteriores a la revolución iraní, el Sheij Nimr declaró: “No tenemos relaciones con Irán o cualquier otro país. Estamos en contacto con nuestros propios valores, y vamos a defenderlos, incluso si sus medios de comunicación continúan con sus distorsiones”.

VER VIDEO sobre Histórico Discurso de Shahid Sheij Nimr contra el Despotismo del Régimen Saudí que Provocó su Martirio



Mito: El Sheij Nimr llamó a la resistencia violenta al gobierno saudí.


Realidad: El gobierno saudí afirma que el Sheij Nimr incitó a la resistencia violenta a través de sus sermones y actividades en la Provincia Oriental. En noviembre de 2015, asesores del ministro de Defensa saudí, el llamado príncipe Muhamad bin Salman publicaron una declaración afirmando, “los miembros de la familia al-Nimr persiguien la violencia y los ataques contra las fuerzas de seguridad y las instalaciones del gobierno junto con aterrorizar a la población civil”. Durante el juicio de Sheij Nimr, el gobierno le acusó y lo declaró culpable de incitar a la violencia sectaria y alentar disturbios y destrucción de la propiedad (pública y privada).


Pero los discursos del Sheij Nimr esbozan una visión diferente de la resistencia al gobierno saudí. Al explicar cómo el movimiento debe funcionar, el Sheij Nimr subrayó en varias ocasiones que “el rugido de la palabra” es más fuerte que el sonido de las balas. Él explicó que las autoridades querrían manifestantes usando armas, porque las fuerzas de seguridad saben que tienen la ventaja militar. Como resultado, el Sheij Nimr insiste en que los manifestantes se basen en sus palabras -ellos pueden derrotar al gobierno mediante la adhesión a sus principios, pero que ellos no tienen ninguna posibilidad si eligen el camino de la violencia. En otro sermón, él declaró: “Cuando vemos a una persona armada en una manifestación, nosotros le decimos que esto es inaceptable. Vayase a casa, nosotros no le necesitamos”. Tanto moral como estratégicamente, Sheij Nimr cree que la violencia no era el camino para lograr resultados.

Mito: El Sheij Nimr pidió la intervención extranjera en la Provincia Oriental (Al-Awwamiyah/Qatif)

Realidad: En marzo de 2009, Arabia Saudí emitió una orden de arresto contra el Sheij Nimr después de que él sugirió que la Provincia Oriental consideraría la secesión si el gobierno no respetaba los derechos y la dignidad de la comunidad shiíta. Sus palabras avivaron los temores del gobierno que los shiítas saudíes pedirían ayuda extranjera para derrocar al gobierno de Arabia Saudí. En el 2008, el Sheij Nimr había declarado que él siempr apoyaría “al pueblo” en cualquier conflicto con el gobierno y abogaba por el derechos de los shiítas saudíes a buscar “ayuda externa” en legítima defensa contra la agresión del gobierno. Él nunca pidió que cualquier otro país interviniera en la Provincia Oriental en los asuntos saudíes.


Mito: El Sheij Nimr resistió violentamente el arresto por parte de funcionarios del gobierno de Arabia Saudí.


Realidad: Las circunstancias que rodearon el arresto de Sheij Nimr siguen sin estar claros, con diferentes organizaciones informantes entregando diferentes versiones de la historia. De acuerdo con el informe del gobierno de Arabia Saudí, el Sheij Nimr enfrentó patrullas de seguridad durante su persecusión de un sospechoso buscado que había atacado a las fuerzas de seguridad en el pasado. Las fuerzas de seguridad llamaron a Sheij Nimr a dar marcha atrás, pero él no lo hizo, y las fuerzas se movilizaron para efectuar el arresto. Mientras lo estaban ingresando en el coche patrulla, otros dos coches se acercaron y comenzaron a disparar contra la patrulla. En la confusión Sheij Nimr resultó gravemente herido.


No obstante, fuentes locales han informado que el arresto se llevó a cabo de manera diferente. En esta versión, los funcionarios armados persiguieron a Sheij Nimr quien iba en su coche. La persecusión continuó hasta que estos se estrellaron contra su coche, y las autoridades sacaron por la fuerza a Sheij Nimr del coche y le dispararon en la pierna. Él sufrió múltiples heridas en el incidente.


Organizaciones de derechos humanos tienden a informar que las autoridades saudíes “arrestaron violentamente” a Sheij Nimr, resultando lesionado.


Lo que está claro es que el Sheij Nimr sufrió múltiples heridas de balas y heridas en el curso de su detención. En el juicio, el gobierno negó al equipo de defensa la oportunidad de interrogar a los policías que habían detenido violentamente a Sheij Nimr.

Mito: Sheij Nimr es un Terrorista


Realidad: El gobierno y los medios de comunicación saudíes han hecho grandes esfuerzos para pintar a Sheij Nimr como terrorista. Recientes informes de prensa le han agrupado junto con terroristas de Al-Qaeda y “terroristas de Awamiyyah”. Uno fue tan lejos equiparándolo como un destacado teórico de al-Qaeda, informando que Sheij Nimr y los miembros de Al-Qaeda representan las dos caras de la misma moneda. Otros funcionarios saudíes han acusado a la familia Nimr de aterrorizar a la población civil. El gobierno saudí juzgó y condenó a Sheij Nimr en el Juzgado Penal Especializado, un tribunal de seguridad nacional ostentiblemente encargado de perseguir los delitos relacionados con el terrorismo.


Sheij Nimr no tiene conexiones con las células terroristas y no han participado en ninguna actividad violenta dirigida hacia el gobierno de Arabia Saudí o civiles saudíes. Desde su creación en 2008, las autoridades saudíes han utilizado al Juzgado Penal Especializado para juzgar a numerosos activistas por cargos de terrorismo relacionados a su libertad de expresión. Del modo, que la condena de Sheij Nimr deriva de la expresión de la disidencia a través de sus sermones, y no de cualquier actividad violenta.

Mito: Sheij Nimr quiere derrocar al gobierno saudí


Realidad: El principal objetivo autoproclamado del Sheij Nimr es lograr la igualdad y la justicia para la minoría musulmana shiíta de Arabia Saudí, no para derrocar al gobierno. A pesar de ello, el gobierno de Arabia Saudí lanzó una serie de acusaciones contra el Sheij Nimr basadas en sus sermones y su participación en el movimiento de protestas pro democráticas de 2011 hasta el 2012.


En las primeras sesiones del juicio de Sheij Nimr, el fiscal presentó una lista de 33 cargos en su contra, entre ellos el dar discursos que amenazaban la unidad nacional y de incitar al pueblo a manifestarse. El tribunal condenó a Sheij Nimr a la pena de muerte el 15 de octubre de 2014 por quebrantar la lealtad con el gobernante, incitando a la lucha sectaria y fomentar las manifestaciones, entre otros cargos.



En 2007, en una petición al gobernador administrativo de la Provincia Orienta, el Sheij Nimr presentó un pliego de peticiones que esbozaban su visión de reformas. En el preámbulo de la petición, él declaró, “nosotros no demandamos, no demandamos y no demandaremos nada que amenace la seguridad del país o de su pueblo, o socave los pilares del Estado, o acorte sus años o debilite sus instituciones”. Sus demandas declaradas pertinentes a respetar la libertad religiosa y el logro de la igualdad; reporta ABNA. Fuente: El Espiadigital