martes, 5 de julio de 2016

Erdogan, entre la espada y la pared, se ve obligado a pedir disculpas a Putin

Erdogan, entre la espada y la pared, se ve obligado a pedir disculpas a Putin por el derribo del avión militar ruso y rebajar la tensión


El presidente ruso, Vladímir Putin, ha recibido un mensaje de su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en el que se disculpa por el derribo del avión militar ruso Su-24 y la muerte de su piloto, el pasado 24 de noviembre, informa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha recibido una misiva del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en la que el líder turco expresa su interés en normalización la situación vinculada con la muerte del piloto del avión militar ruso", dijo Peskov a los periodistas.

Según él, el presidente turco expresó sus "profundas condolencias" a las familias del piloto fallecido, a las que pidió perdón por lo sucedido.

"Quiero volver a manifestar mi condolencias y mi más sentido pésame a la familia del piloto ruso y les pido perdón. Comparto su dolor con todo mi corazón", reza la misiva del presidente turco, citada por Kremlin.

"Para aliviar el dolor y la pesadumbre por el agravio causado estamos dispuestos a cualquier iniciativa", sigue la carta.

Erdogan niega que Turquía haya tenido la "intención deliberada" de derribar el avión ruso y señala que su país está persiguiendo judicialmente al ciudadano turco vinculado con la muerte del piloto ruso.

En su carta el mandatario califica a Rusia de "amigo y aliado estratégico" y asegura que Turquía no quiso enturbiar las relaciones entre ambos países.

Ankara explica el motivo de la carta

El presidente turco hizo un llamamiento a restablecer las relaciones amistosas para combatir el terrorismo y resolver juntos las crisis regionales, explicó el portavoz de Erdogan.

Rusia espera una indemnización

A mediados de junio Erdogan envió otra carta al mandatario ruso con motivo de la celebración del Día de Rusia, el 12 de junio, en la que no mencionaba el incidente con el avión que enturbió las relaciones entre ambos países.

En referencia a aquella carta, el portavoz del presidente ruso señaló que Rusia ansía mejorar las relaciones con Turquía, pero que ello resulta imposible si Ankara no da determinados pasos.

Asimismo, recordó que en los últimos meses, desde el incidente con el avión militar, el presidente ruso le dio a entender a su homólogo turco en varias ocasiones y de manera inequívoca que la normalización de relaciones entre ambos países solo será posible si Turquía pide oficialmente disculpas y paga una recompensa.

"Valoramos mucho aquel periodo en las relaciones con Turquía cuando eran realmente de cooperación, desarrolladas en diferentes ámbitos, especialmente en el ámbito económico y de los negocios", dijo Peskov. "Lamentamos que una experiencia tan rica de relaciones fuera destruida de golpe por las acciones agresivas de Turquía", añadió.

Pérdidas multimillonarias

Desde el año 2001, el comercio entre Turquía y Rusia aumentó de 4.360 millones de dólares a 31.000 millones de dólares en 2014. A finales del año pasado, Erdogan se comprometió a incrementar el comercio bilateral a 100.000 millones para el año 2020.

El derribo del bombardero ruso ha puesto en juego el comercio mutuo por valor de más de 30.000 millones anuales y más de 2.000 millones de dólares de inversiones acumuladas mutuas. Teniendo en cuenta el comercio de servicios, las cifras son aún mayores: por ejemplo, el año pasado el volumen de ventas de bienes y servicios entre los dos países ascendió a casi 44.000 millones de dólares.

El sector del turismo también experimentó pérdidas irreparables, ya que solo en 2014, la contribución de los turistas rusos a la economía turca ascendió a 3.700 millones de dólares, que es alrededor del 12% de todos los ingresos de la industria turística del país.

Turquía está dispuesta a pagar a Rusia una indemnización por el derribo del Su-24

Turquía está dispuesta a pagar a Rusia una indemnización por derribar el avión ruso Su-24, afirmó el primer ministro del país Binali Yildirim.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha recibido un mensaje de su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en el que se disculpa por el derribo del avión militar ruso Su-24 y la muerte de su piloto, el pasado 24 de noviembre, informa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

En su carta el mandatario califica a Rusia de "amigo y aliado estratégico" y asegura que Turquía no quiso enturbiar las relaciones entre ambos países.

"El contenido de la carta está claro. Hemos expresado nuestro pesar y, si es necesario, vamos a pagar una indemnización. Ambos países quieren normalizar las relaciones. Creo que las cosas van mejorando", afirmó el primer ministro turco en el canal de televisión TRT, cita RIA Novosti.

Las relaciones entre Ankara y Moscú se deterioraron después de que un caza turco F-16 derribara en noviembre del año pasado un bombardero táctico ruso Su-24 que cumplía misiones de ataque contra terroristas, acción que fue calificada por el presidente ruso Vladímir Putin de una "puñalada por la espalda" por parte de Turquía.

"Se peleó con todo el mundo": ¿Por qué Erdogan pide ahora disculpas a Rusia?

Tras las sanciones impuestas por Rusia, la economía turca vive inmersa en un infierno, mientras el 'chantaje migratorio' de Erdogán también ha enfriado sus relaciones con Washington, Berlín y la UE.

"Erdogan se peleó con todo el mundo", comenta a RT el politólogo Antón Jáschenko, justificando sobre la base de este aislamiento la decisión del presidente turco de pedir perdón a Rusia por la muerte del piloto del avión militar Su-24 abatido el pasado 24 de noviembre.

"Mientras mantenía [buenas] relaciones con Washington y Europa, pensaba que estaba por encima de la necesidad de pedir disculpas a Rusia", pero luego Washington se distanció de Ankara, cuyas relaciones con la UE empeoraron a raíz del 'chantaje migratorio', recuerda el experto.

Ningún líder mundiales quiere tener nada que ver con Erdogan

Ahora "ningún líder mundial quiere tener nada que ver con él" y, "como persona razonable", Erdogan entiende que debe normalizar las relaciones "al menos con alguien". Escogió a Rusia porque Moscú dejó claras desde el principio sus condiciones y porque las sanciones impuestas por Rusia golpearon considerablemente la economía turca, opina Jáschenko.

Pero según el primer ministro turco, Turquía no pagará a Rusia una indemnización por el derribo del caza Su-24

Turquía no pagará una compensación a Rusia por el avión que derribó el pasado mes de noviembre, afirma el primer ministro turco Binali Yıldırım.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, se ha mostrado contradictorio sobre la necesidad de indemnizar a Rusia por el avión Su-24 que Turquía derribó el pasado 24 de noviembre.

"El pago de una recompensa a Rusia no entra en consideración. Solo hemos expresado nuestras condolencias a este país", afirmó hoy el primer ministro tras su discurso en el Parlamento turco, según TASS.

Esta declaración contradice su comentario de la víspera en relación a la carta que el presidente Recep Tayyip Erdogan envió a su homólogo ruso, Vladímir Putin.

"El contenido de la carta está claro. Hemos expresado nuestro pesar y vamos pagar la indemnización si es necesario",dijo entonces.

Rusia ha dejado claro en varias ocasiones que para que se normalicen las relaciones entre Moscú y Ankara, enturbiadas tras el derribo del caza Su-24 y la muerte de su piloto, Oleg Peshkov, Turquía debía pedir disculpas oficialmente y pagar una indemnización. Si Erdogan hizo lo primero en su carta a Putin, la segunda condición aún sigue pendiente.

"Berlín y Bruselas están hartos"

"Los intentos de chantaje por parte de Erdogan hartaron incluso a la UE y a Alemania", señala por su parte el politólogo Pável Sviatenkov, argumentando que la reciente decisión del Parlamento alemán de reconocer el genocidio de armenios por Turquía fue "la muestra del disgusto extremo que Berlín experimenta por la política de Erdogan".

En los últimos meses "Erdogán quedó sumido en un aislamiento diplomático, algo inaceptable para él, teniendo en cuenta que tiene problemas dentro del país", continúa. Las disculpas de Erdogan ante Rusia y el intento simultáneo de normalizar las relaciones con Israel se deben a que el presidente turco ha entendido que "llevó la política del país en un callejón sin salida", concluye el experto.

El infierno en las playas turcas

El politólogo Oleg Matvéichev cree que las disculpas de Erdogán se deben al golpe sufrido por la economía turca tras las sanciones impuestas por Moscú, que redujeron drásticamente el flujo de turistas rusos.

"Parece que las disculpas se deben a la presión de la situación económica", sostiene, agregando que "lo que pasa en las playas turcas no es una catástrofe, sino un infierno". Según él, Moscú podrá cancelar las sanciones en los próximos años en respuesta a las acciones de Turquía.

¿Y ahora qué?: Un legislador ruso revela que pasará después de las disculpas de Erdogan a Putin

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha recibido un mensaje de su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en el que se disculpa por el derribo del avión militar ruso Su-24 y la muerte de su piloto, el pasado 24 de noviembre.

Los términos de la normalización de las relaciones entre Turquía y Rusia ahora serán acordados a través de un acuerdo global. Lo más probable es que ambos países discutirán esos puntos en una reunión del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la organización Cooperación Económica del Mar Negro (BSEC, por sus siglas en inglés), ha afirmado el miembro del comité de asuntos internacionales del Consejo de la Federación —la Cámara Alta de Rusia—, Ígor Morózov, a RIA Novosti.

El canciller turco, Mevlut Cavusoglu, participará en la reunión que se celebrará el 1 de julio en la ciudad rusa de Sochi.

"Al pedir disculpas por el derribo del Su-24, el presidente de Turquía,Recep Tayyip Erdogan ha dado el primer paso. Es probable que otros términos de la normalización de las relaciones serán acordados en un acuerdo global", declaró el senador ruso.

Morózov está seguro de que la condición principal para la normalización de las relaciones entre Rusia y Turquía deben ser "pasos concretos" de Ankara en el conflicto de Oriente Medio, que incluyen la retirada del apoyo al grupo terrorista Frente Al Nusra y el cierre de la frontera entre Turquía y Siria cerca de la ciudad de Azaz.

Análisis: Las disculpas de Erdogan: Las razones, las consecuencias y las preguntas en el aire

El presidente turco se ha disculpado por el derribo del avión militar ruso Su-24 y la muerte de su piloto, un suceso que tuvo lugar el pasado 24 de noviembre.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha recibido un mensaje de su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en el que se disculpa por el derribo del avión militar ruso Su-24 y la muerte de su piloto del pasado 24 de noviembre, según ha informado este lunes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Durante los más de siete meses que han pasado desde ese suceso, Rusia ha insistido en varias ocasiones en que estaba dispuesta a restablecer las relaciones si obtenía una disculpa pero, en ese tiempo, Erdogan "ha hecho todo lo posible para evitarla", comenta en un artículo publicado en el portal Lenta.ru el periodista Alexéi Kupriyánov, quien analiza las razones y consecuencias de esta repentina decisión del presidente turco.

¿Por qué lo ha hecho?

El presidente del Consejo ruso para la Política Exterior y de Defensa, Fiódor Lukiánov, citado por el autor del artículo, estima que la principal razón del mandatario turco a la hora de pedir disculpas ha sido la difícil situación económica y política de su país, provocada por la ruptura de relaciones con Rusia, así como los cambios en la situación mundial.

Ankara necesita asegurarse, garantizarse un apoyo adicional

Lukiánov considera "es posible que el 'Brexit' haya influido" en la decisión de Erdogan, ya que no está claro cómo afectará la salida del Reino Unido a la economía de la Unión Europea y, por ende, a Turquía, que "está muy ligada a Europa" en ese aspecto. En esta situación, Ankara necesita "garantizarse un apoyo adicional", porque parece haberse dado cuenta de que no solo se trata de una "cuestión de prestigio", sino también financiera.

¿Cuándo se normalizará la relación?

De acuerdo con Alexéi Kupriyánov, tanto los expertos como los políticos coinciden en que la relación entre ambos países no se restablecerá al instante porque, como explica el vicepresidente del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación —la Cámara Alta de Rusia—, Vladímir Dzhabárov, "hemos perdido demasiadas cosas" y "las relaciones se rompen rápidamente, pero tardan mucho tiempo en recuperarse".

A su vez, Fiódor Lukiánov señala que, si el Kremlin acepta las disculpas de Erdogan, empezará la "desescalada" de tensiones y, aunque a corto plazo la relación no será tan fluida como hace dos años, sí "será mucho más constructiva".

Las preguntas que siguen en el aire

"Las disculpas solo son el primer paso de un largo camino", asevera este periodista, quien precisa que habrá que resolver muchos problemas, incluida la indemnización para la familia del piloto fallecido y el pago del costo de la aeronave derribada, además de la identificación de "la persona que dio la orden de lanzar el misil".

Las disculpas son solo el primer paso de un largo camino

El último indicador será el juicio contra Alparslan Celik, responsable confeso de la muerte del piloto ruso Oleg Péshkov. Alexéi Kupriyánov recuerda que Celik tendrá que volver a comparecer ante las autoridades por el asesinato del militar y, en función de cómo se desarrolle ese proceso, "se podrá juzgar cuán lista está Ankara para construir las futuras relaciones con Moscú".

La industria turística de Turquía al borde del desastre

Estambul ha sido descrita como una ciudad entre dos continentes. El principal aeropuerto de Estambul es como una ciudad de dos mundos: su área de tránsito está tan abarrotada como siempre. Las áreas de llegada están extrañamente tranquilas.


Ésta es la cara visible del colapso del turismo en Turquía, la consecuencia de los ataques terroristas en las ciudades y un retorno a la guerra entre el estado turco y los separatistas kurdos, señala John M. Roberts en el sitio web del Consejo Atlántico.


Todos los hoteles parecen tener habitaciones disponibles a precios de descuento. Los restaurantes, una vez abarrotados, tienen ahora muchas mesas vacías.

No es todavía un completo desastre, pero podría acabar siéndolo. Según las previsiones, las rentas del turismo caerán este año en un 20-25%, lo cual acarreará pérdidas para el país de unos 8.000 millones de dólares.

La industria del turismo es vital para Turquía. El pasado año el país obtuvo 36.460 millones de dólares del turismo, aunque esta cifra supuso un 8,3% menos que en 2014. En total, la industria representa no menos del 4,7% del PIB e indirectamente un 12%.

El turismo ruso ha desaparecido prácticamente, víctima de las tensiones entre Moscú y Ankara, que respaldan a diferentes partes en la guerra civil siria. Un reportaje del diario turco Hurriyet citó a los dependientes de un bazar que señalaron que las ventas han caído en un 90% desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, prohibió los vuelos chárter a Turquía, prohibió a las agencias de viajes vender paquetes de vacaciones a Turquía e impuso fuertes restricciones a las importaciones turcas.

Las disputas entre Turquía y Alemania tras la aprobación del Parlamento alemán de una declaración sobre el genocidio armenio y las subsiguientes amenazas de Erdogan han hecho caer también el número de turistas alemanes, que ya había comenzado a descender tras el atentado de Estambul del pasado 12 de enero, en el que murieron 12 turistas alemanes. El Ministerio de Exteriores alemán emitió entonces una advertencia a los ciudadanos alemanas para que evitaran sitios concurridos y atracciones turísticas en Turquía.

El 7 de Junio, 11 personas murieron y 36 resultaron heridas cuando un coche bomba conducido por un suicida explotó en Estambul a unos minutos andando de la Mezquita de Suleimaniya, uno de los edificios más hermanos de la era otomana, y del Gran Bazar.

El Foreign Office británico emitió una advertencia en ese momento sobre los viajes a Turquía en relación con el incidenteincidente