miércoles, 11 de julio de 2012

"Los grupos que realmente están asesinando en Siria son financiados por Arabia Saudí y EE.UU."



EE.UU. da apoyo político a "terroristas" que boicotean el plan de paz de Kofi Annan. Así lo declaró el presidente sirio Bashar al Assad, quien acusó también a Arabia Saudita, Qatar y Turquía de respaldar a los rebeldes con armas y logística.

"El mayor obstáculo es que muchos países ni siquiera quieren que este plan tenga éxito, por lo que siguen ofreciendo apoyo político, armas y dinero a los terroristas en Siria", aseguró el mandatario.

Según la analista y escritora Conchetta Dellavernia, "hay un gran interés por Occidente a desestabilizar aquella zona y que las partes no lleguen a ningún acuerdo". "Los grupos musulmanes que están operando y asesinando en Siria son financiados por EE.UU., Arabia Saudí y Qatar", sostiene la experta.

Tercer intento pacificador

El enviado de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, sostuvo este lunes en Damasco una reunión "franca y constructiva" con el presidente sirio en busca de una nueva solución al conflicto entre su gobierno y los opositores que lleva ya más un año.

Se trata de la tercera visita de Annan al país desde que fuera nombrado mediador. Tras el fracaso del plan que estipulaba un alto el fuego desde el 12 de abril y que ha sido violado por ambas partes, actualmente está sobre la mesa una nueva iniciativa del Grupo de Acción para Siria (integrado por Rusia, China, EE.UU., Francia, Reino Unido, Turquía, la Liga Árabe, la ONU y la UE).

La nueva propuesta prevé la formación de un gobierno transitorio que incluya a representantes del régimen sirio y de la oposición.

Mientras las autoridades sirias aún no han dado una respuesta oficial a esta propuesta, varios medios oficiales sirios la han criticado, pues no toma en cuenta la opinión de los ciudadanos y olvida la existencia de grupos armados.

En tanto, Siria se ha convertido en el escenario de un conflicto internacional y la escalada de la violencia obstaculiza el proceso de diálogo político.

Mauricio Ampuero RT