lunes, 16 de julio de 2012

Un barco estadounidense dispara contra una nave de Emiratos Árabes

La nave podría haber sido confundida con una amenaza en aguas del Golfo

Un buque estadounidense disparó contra un barco de los Emiratos Árabes Unidos matando a una persona e hiriendo a otras tres, según informó un funcionario consular de EE.UU. en Dubái, que explicó que el buque dubaití ignoró la advertencia de la nave estadounidense.

El buque USNS Rappahannock disparó contra "una pequeña nave de paseo blanca" a unas 10 millas del puerto de Jebel Ali en Dubái. La pequeña embarcación parecía estar dirigiéndose hacia ese puerto.

El buque estadounidense de EE.UU. advirtió a la tripulación de la nave dubaití cuando pasaba a una distancia de 1.200 metros e hizo al menos un disparo de advertencia antes de tomar la decisión de disparar, explicaron los funcionarios de EE.UU.

El funcionario estadounidense no dio más detalles, pero indicó que el barco podría haber sido confundido con una amenaza en aguas del Golfo, no lejos de las fronteras marítimas de Irán.

Washington reforzó recientemente su presencia militar en el Golfo Pérsico tras enviar un número indeterminado de cazas furtivos F-22 y tres portaaviones a las aguas cercanas a Irán, a saber el USS Enterprise, el USS Dwight D.

Eisenhower y el USS Abraham Lincoln. Ahora, el USS John C. Stennis se unirá a este grupo en agosto, como lo muestran informes recientes. Además de estas embarcaciones, decenas de pequeños sumergibles no tripulados Sea Fox serán enviados por la misma ruta.

Los 'drones submarinos' son capaces de detectar y destruir cualquier mina que Teherán pueda plantar en el fondo marino, en caso de que decidan aumentar el bloqueo del Estrecho de Ormuz.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/

NOTA: La US Navy está extremadamente nerviosa, ve fantasmas por todos sitios, el miedo se apoderó de ellos, por este motivo y teniendo constancia de que, se pasean por las costas españolas cargados de bombas, se recomienda amarrar a puerto las embarcaciones pequeñas por el riesgo que supone navegar.