miércoles, 15 de junio de 2016

¿Cómo y cuándo se pasa en Siria de "terrorista" a "oposición moderada"? (Video completo)




En esta edición del programa de RT 'El Zoom', Javier Rodríguez Carrasco analiza cómo ciertos países califican de terroristas a algunos grupos armados en Siria y a otros no según convenga. En la ONU se ha vetado la petición rusa de considerar terrorista a Ahrar al Sham, responsable de atentados que han dejado más de 120 muertos. 'El Zoom’'se pregunta: ¿Por qué EE. UU. no lo considera un grupo criminal pese a haberse cobrado más víctimas que los atentados de París? Los expertos nos aclararan la situación.

"¿Quién define hoy en día quién es un terrorista y quién no lo es? ¿Se pueden seguir tolerando actos violentos como una forma para llevar la paz a Siria? ¿Dónde está el baremo?", son las incógnitas que se plantea el presentador del programa de RT'El Zoom', Javier Rodríguez Carrasco, a juzgar por lo que sucede en Siria donde, según el presentador, "los criminales campan a sus anchas".

En el contexto del conflicto sirio, el proceso para llegar a una solución política de paz se está viendo ralentizado mientras perduran los combates y la Organización de Naciones Unidas, a pesar de garantizar la reanudación de las conversaciones de paz, no ha sido capaz de fijar una fecha para ello. La ONU ha dejado claro que tendrán que pasar como mínimo tres semanas.

¿Cuándo un grupo pasa de ser "terrorista" a ser "oposición moderada"?

"No es que critique la vocación de la ONU, pero de nuevo vuelvo a decepcionarme con lo que sucedió hace unas semanas cuando se vetó una petición para considerar como terrorista a Ahrar al Sham, que perpetró una serie de atentados cobrándose más 120 muertes en los últimos días", afirma Javier Rodríguez Carrasco. "Basta con ver los países que votaron en contra de esta resolución propuesta por Rusia: EE.UU. con el apoyo de Reino Unido, Francia y Ucrania", añade.

"Desde EE.UU. dicen que algunos de esos grupos que actúan en Siria son parte de la llamada oposición moderada, pero lo cierto es que cabalgan de la mano de Estado Islámico", señala el presentador. Pero "cuando a algo se pone el apellido de "moderado" todo cambia, porque el objetivo es solo uno: derrocar a Bashar al Assad a base de 'actos moderados de bondad', que yo creo que son meras matanzas, que les permiten violar el alto el fuego cuando quieran".

Por su parte, el corresponsal de guerra y analista político Ramón Lobo opina que "el problema de Siria es que Occidente apostó por el Ejército Libre, pero no le dio los instrumentos necesarios y suficientes para derrocar a Al Assad, quedando todo en un empate técnico que acabó por complicarse con la aparición de muchos grupos". "La oposición 'moderada' en Siria creo que ya no existe y es difícil ahora saber quiénes son, puesto que, según en qué zonas, la oposición tiene alianzas más próximas a Al Nusra, al Estado Islámico y a otras".

"Los únicos que tienen claro lo que hacen son los rusos, que saben que apoyan a Assad", afirma Lobo. 

Respecto al papel que juega la ONU en este conflicto, el periodista concluye que "el problema es que no tenemos la moralidad para solucionar los conflictos de los demás, puesto que la moralidad de las relaciones internacionales está en manos del problema de seguridad de la ONU, donde se sientan los cinco países con derecho de veto (EE.UU. Rusia, Francia, Inglaterra y China) que son además los principales fabricantes de armas".

Campaña propagandística sobre Siria

Desde el inicio de la operación militar rusa el 30 de septiembre de 2015, el Ejército gubernamental sirio ha liberado progresivamente y, a grandes pasos, diferentes zonas y ciudades del país de los terroristas. "Muchos quieren minimizar el operativo ruso, pero lo cierto es que ha dado resultados, aunque quizá no del tipo del que muchos desearan", destaca el presentador sobre la propaganda que se ha vertido sobre lo que sucede en Siria y sobre el papel de Rusia. "Si lo hace bien Moscú, se piensa que es por intereses. Que comete un error, pues se machaca al Gobierno y, sobre todo, a Putin".

Dentro de este trasfondo, el presentador de RT cita al periodista AdrewRoth, quien en un artículo para 'The Washington Post' critica a Rusia por "enseñar solo lo que querían enseñar" en Palmira (Siria) tras su liberación. "Nosotros también hemos ido a Guantánamo y no nos han enseñado todo lo que queríamos ver", replica el presentador de RT, quien añade: "Si tiene imágenes de cómo se tortura o alimenta de manera forzada a los prisioneros, haga públicas las imágenes".

Para el analista internacional José Sueiro, "la situación que se sufre en Oriente Medio viene desde hace bastante tiempo con los diversos cambios de bandos y apoyos". "EE.UU. no va a apoyar a Assad y es difícil pensar que lo vaya a hacer", aventura. Sin embargo, Sueiro opina que "dentro del 'teatro internacional' que está pasando entre EE.UU. y Rusia, hay un interés conjunto que es la lucha contra el Estado Islámico".

"El ataque informativo contra Rusia es más poderoso que durante la Guerra Fría"

"Estamos siendo testigos de un ataque muy fuerte contra Rusia, se está librando una verdadera guerra de información, sobre todo en los medios de comunicación".

El director del Instituto de Historia Universal de la Academia Rusa de Ciencias, AlexánderChubarián, explica cómo los historiadores se oponen a los intentos de distorsionar el papel histórico de Rusia.

Chubarián afirma que los científicos rusos están destruyendo nuevos y viejos clichés sobre Rusia y relata cómo avanzan las relaciones con sus colegas de países en los que la 'rusofobia' alcanza su punto más alto.

"Estos contactos son importantes porque, después de todo, estamos siendo testigos de un ataque muy fuerte contra Rusia, una verdadera guerra de información se está llevando a cabo sobre todo en los medios de comunicación con la expansión masiva de un sentimiento rusófobo general y los intentos de redibujar su papel desde la antigüedad. Se reavivan algunos viejos clichés y estereotipos. Ante tal situación, nuestros contactos están diseñados para contrarrestar estas tendencias", explicó el historiador, citado por el diario 'Izvestia'.

Según el académico, el ataque informativo contra Rusia actualmente se presenta con mucha más fuerza que durante la Guerra Fría.

"Para la gente del común en muchos países, la predisposición en contra de Rusia se relaciona más con la falta de información. La información que tienen proviene solo de los medios de comunicación, los cuales desempeñan hoy un papel mucho más negativo que durante la Guerra Fría, créame. Yo en aquel entonces también me encontré con estos procesos", resaltó Chubarián.

El próximo 2 de junio tendrá lugar la primera sesión de una comisión internacional organizada por la Sociedad Histórica de Rusia que reunirá a investigadores de Francia, Alemania, Inglaterra, Austria, Suiza, Israel, China, India, Armenia, Ucrania y Rusia con el fin de afianzar la cooperación científica y superar las barreras impuestas los últimos años por medio de las sanciones.

"La experiencia de los últimos años ha demostrado que la ciencia, la cultura y la educación son más fuertes que cualquier sanción, y que estas sanciones no las afectan. Esto significa que en los países que las han introducido en nuestra contra, hay algunas áreas (en este caso, las ciencias humanas y la cooperación cultural) cuyos representantes están dispuestos a cooperar con la Federación de Rusia. Hemos recibido instrucciones del presidente de fortalecer y ampliar los contactos con científicos extranjeros con el fin de llevar la verdad histórica y contrarrestar los intentos de distorsionar el papel de Rusia", añadió Chubarián.