martes, 21 de enero de 2014

Vídeo del atentado suicida del Sur de Beirut. Irán demandará a Arabia Saudí por atentados terroristas



Un nuevo atentado suicida golpeó el martes por la mañana una calle comercial del Suburbio del Sur de Beirut.
El kamikaze conducía un coche de tipo Kia que hizo explosión hacia las 10:55 hora local, en la calle de Al Arid, en Haret Hreik.

Según el corresponsal de Al Manar, los restos del kamikaze eran visibles en el lugar del atentado.
Una parte del explosivo no explotó, según una fuente de seguridad libanesa

El corresponsal de la cadena señaló que 4 personas murieron y otras 20 resultaron heridas.
El atentado suicida tuvo lugar a algunos metros de otro anterior llevado a cabo el 2 de enero en el mismo barrio.

Tres pisos de un inmueble residencial resultaron dañados por la explosión.
Source: Al Manar

'Irán demandará a Arabia Saudí por atentados terroristas'



Irán busca demandar a Arabia Saudí ante las organizaciones internacionales por los últimos ataques terroristas antiraníes, ha afirmado este martes la portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Marzie Afjam. 
"Teherán tiene en su agenda dar seguimiento legal a los casos [de los recientes atentados terroristas] en los organismos internacionales. Las medidas preliminares [para una acción legal en contra de Arabia Saudí] ya se han tomado", ha manifestado Afjam en una conferencia de prensa.

La diplomática iraní ha detallado, además, que Irán está recogiendo los datos y documentos requeridos para preparar los informes integrales sobre las actividades terroristas dirigidas por Arabia Saudí contra objetivos iraníes en El Líbano y Yemen, para poder seguir los casos de acuerdo con las leyes internacionales.

"Después del ataque contra la Embajada de Irán en El Líbano, hemos comenzado las medidas (...) estamos cooperando con las autoridades libanesas para elaborar documentos precisos y auténticos. El mismo proceso se está llevando a cabo para el caso de Yemen", ha agregado.

El pasado 19 de noviembre, al menos 25 personas perdieron la vida y 146 resultaron heridas como consecuencia de dos explosiones que tuvieron lugar en las proximidades de la Embajada de Irán en Beirut, la capital de El Líbano. Este incidente fue reivindicado por el grupúsculo terrorista ‘Brigadas de Abdolá Azzam’, afiliado a Al-Qaeda.

Las fuerzas de seguridad libanesas lograron detener al cabecilla del grupo terrorista, Mayed al-Mayed, que murió, sospechosamente, cuando se encontraba bajo custodia y poco después de que en los primeros interrogatorios confesara su vinculación con el jefe de la Inteligencia de Arabia Saudí, el príncipe Bandar bin Sultán.

Asimismo, el sábado pasado, el agregado iraní de Asuntos Económicos en Yemen, Abolqasem Asadi, fue asesinado en la capital yemení, Saná, cuando un grupo de hombres armados abrió fuego contra su vehículo.

Un gran número de evidencias y documentos confirman la complicidad en estos actos de violencia de Arabia Saudí, país que secunda financiera y armamentísticamente a las bandas terroristas en la región. 

En este contexto, el presidente ruso, Vladimir Putin, instó hace semanas al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), a revisar las acciones terroristas de Arabia Saudí e incluir a ese país en la lista de organizaciones y países que amparan el terrorismo. 

rb/aa/
NOTA
Algunos de los agentes de la Inteligencia de Arabia Saudita: