domingo, 21 de octubre de 2012

EE.UU.: Al Qaeda, cada día más fuerte en Libia El Pentágono reitera que la organización terrorista sigue siendo una amenaza grave



La presencia y el poder de Al Qaeda en Libia aumentan cada día. 

Así lo ha declarado el antiguo jefe de la guardia de seguridad de la Embajada estadounidense en Trípoli, el teniente coronel Andrew Wood.

 "Al Qaeda está creciendo cada vez más, su presencia aumenta cada día. 

Su posición allí es más fuerte que la nuestra", declaró en una vista del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes, en referencia al ataque contra la Embajada de EE.UU. en Bengasi el pasado 11 de septiembre, en el que perdió la vida el embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens, y otros tres funcionarios.
 Además Wood habló sobre el sistema de protección de las misiones diplomáticas estadounidenses en Libia y confirmó que especialmente a partir de mayo de este año este viene siendo muy débi. Según el militar, los últimos seis meses la situación general del país africano ha sido muy inestable. 

Muchos libios ingresaron en milicias tribales locales hasta que la Policía empezó a intervenir. Los conflictos han dividido a los grupos tribales armados, lo que ha provocado un aumento de la violencia en el país. "Han aumentado los ataques a los representantes de los países occidentales", aseguró el teniente coronel, subrayando que el embajador estadounidense recibió en junio amenazas a través de la red social Facebook.

 A mediados de febrero de 2011 en Libia se celebraron manifestaciones multitudinarias contra el Gobierno del coronel Muammar Gaddafi, que más tarde se convirtieron en un enfrentamiento armado entre las fuerzas del régimen y la oposición. Gaddafi, que dirigió el país durante 42 años, fue derrocado por la oposición el año pasado con el apoyo de las fuerzas de la OTAN. 

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/55729-eeuu-qaeda-dia-fuerte-libia
HRW: Nuevas pruebas de ejecuciones masivas tras la muerte de Gaddafi 



La organización para la defensa de los derechos humanos insta a las autoridades libias a realizar una investigación de las muertes.

 En un informe de 50 páginas titulado 'Muerte de un dictador: venganza sangrienta en Sirte', el grupo detalla las últimas horas de Gaddafi y las circunstancias de su muerte, la de su hijo Mutassim y la de miembros de su convoy, a partir de testimonios e imágenes grabadas con teléfonos móviles cuando ocurrieron los hechos hace un año.

 El director del departamento de emergencias en HRW, Peter Bouckaert, afirmó que los resultados de la investigación cuestionan las afirmaciones de las autoridades libias del Gobierno de transición de que Muammar Gaddafi murió en un tiroteo en el momento de su captura el 20 de octubre de 2011 en su región natal de Sirte, al noroeste del país, y no después.

Sin embargo, testigos y medios de comunicación afirmaron que murió después de ser capturado por los rebeldes. Según HRW, la milicia de la ciudad de Misrata capturó y desarmó a los miembros del convoy de Gaddafi antes de golpearlos violentamente y después "ejecutaron al menos a 66 de ellos cerca del hotel Mahari".

 El informe también afirma, con la información que facilitan otras imágenes, que uno de los hijos del ex líder libio, Mutassim Gaddafi, fue asesinado después de ser trasladado a Misrata. Bouckaert pidió a las nuevas autoridades libias que lleven a cabo una investigación seria y completa de "estas ejecuciones masivas del 20 de octubre de 2011, los abusos más graves cometidos por las fuerzas de la oposición" en los ocho meses de conflicto en Libia (de febrero a octubre de 2011).

 Texto completo en: http://actualidad.rt.com