jueves, 4 de julio de 2013

Assad tras el derrocamiento de Morsi: "Cayó el islam político"


Assad tras el derrocamiento de Morsi: "Cayó el islam político"



Tras la expulsión del presidente egipcio Mohammed Morsi, el mandatario sirio, Bashar al Assad, declaró que las protestas masivas contra su homólogo islamista llevaron a la caída del "islam político".

"Lo que está sucediendo en Egipto es la caída de lo que se conoce como el islam político", dijo Assad en una entrevista con el periódico estatal sirio 'Ath-Thawra', de la que Assad ha publicado en su página de Facebook algunos fragmentos poco después del derrocamiento de Morsi.

"En cualquier parte del mundo, el que utiliza la religión con fines políticos o para beneficiar a unos y no a otros, caerá", dijo Assad.

"No se puede engañar a todos siempre, y mucho menos al pueblo egipcio que tiene una civilización de miles de años de antigüedad y que defienden un claro pensamiento nacionalista árabe", añadió.

"Después de un año entero la realidad ha quedado clara para el pueblo egipcio. El rendimiento de la Hermandad Musulmana ha ayudado a ver las mentiras del movimiento usadas desde el inicio de la revolución popular en Egipto", recalcó el presidente sirio.

Durante muchos años hay hostilidad entre el Gobierno sirio y los Hermanos Musulmanes, y la pertenencia al grupo islamista se castiga con la muerte en Siria desde 1980.

La rama siria de la Hermandad Musulmana hoy en día juega un papel clave en la exiliada Coalición Nacional de la oposición
.

Presidente Morsi derrocado: Así reaccionaron centenares de miles de egipcios al enterarse




EE.UU. ordena la evacuación de su embajada en El Cairo


EE.UU. ordena la evacuación obligatoria de su embajada en El Cairo tras el golpe de Estado
.
Unos instantes antes se informó de la decisión de evacuar a un grupo de diplomáticos estadounidenses "no esenciales" junto con sus familias de la embajada de Washington en El Cairo. El Departamento de Estado de EE.UU. también recomendó a sus ciudadanos no viajar a Egipto.

La embajada de EE.UU., que tras el agravamiento de la crisis política en Egipto ha sufrido a menudo ataques por parte de los manifestantes, no estaba en funcionamiento el miércoles cuando a las calles volvieron a salir miles de activistas de la oposición exigiendo la renuncia de Morsi.

En una declaración oficial ante el pueblo egipcio el jefe de las Fuerzas Armadas egipcias, Abdel Fattah al-Sisi, anunció que derrocan al presidente Morsi y suspenden temporalmente la Constitución.

Al conocer la noticia miles de egipcios salieron a las calles para celebrarlo. En diferentes partes de El Cairo se registraron enfrentamientos entre la Policía y simpatizantes de los islamistas que se cobraron la vida de, al menos, cinco personas.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/99132-egipto-eeuu-evacuacion-embajada

Las “horas finales” en Egipto, Musrsi amenaza a su pueblo

El jefe del Ejército: "es más honorable morir que ver Egipto amenazado"

El jefe de las Fuerzas Armadas egipcias, Abdel Fatah al Sisi, dijo hoy que para los militares "es más honorable morir que ver al pueblo egipcio sentirse aterrorizado o amenazado", en su primera reacción al discurso del presidente Mohamed Mursi.



En un comunicado titulado "Las horas finales" Al Sisi juró que el Ejército "sacrificará su sangre por Egipto y su pueblo frente a cada terrorista, extremista o ignorante".

"El comandante general de las Fuerzas Armadas asegura que es más honorable para nosotros morir a que se aterrorice o se amenace al pueblo egipcio", señaló Al Sisi en el mensaje.

El breve comunicado de Al Sisi evidencia así el deterioro de la situación y la insatisfacción de los generales con la oferta de diálogo lanzada por Mursi en su alocución.

En un discurso televisado esta noche, Mursi defendió su legitimidad y rechazó renunciar a su cargo, en vísperas de que mañana se cumpla el ultimátum que lanzó el Ejército para que este "atienda las demandas del pueblo", en aparente alusión a la convocatoria de elecciones anticipadas.


Además, el presidente, elegido hace un año, pidió a las Fuerzas Armadas que retiren su advertencia y rechazó someterse a "cualquier dictado interno o externo".

Para el presidente Mursi, el país se enfrenta al "desafío de los seguidores del antiguo régimen" de Hosni Mubarak, que "quieren manipular la ira de los jóvenes".

La respuesta de Tamarod

El movimiento “Tamarod”, en respuesta al discurso televisado de Mursi, llamó a intensificar las concentraciones en las plazas y exigió a los Guardias Presidenciales detener al presidente y llevarle a los tribunales para ser juzgado. “la única respuesta al discurso de Mursi está en las manifestaciones millonarias en la calle, para que escuchen la voz del pueblo egipcio que representa la legitimidad que Mursi no alcanza a entender”, apuntó el Movimiento en un comunicado.

Enfrentamientos cerca de la Universidad de El Cairo

Mientras, se registraron enfrentamientos cerca de la Universidad de El Cairo que acabaron con la muerte de 16 personas, y otras 200 resultaron heridas, según la televisión estatal que citó a un portavoz del Ministerio de Sanidad.



Fuentes de seguridad dijeron que manifestantes partidarios de Mursi se enfrentaron a las fuerzas de seguridad. Testigos dijeron que escucharon el disparo de escopetas y rifles.

Días previos:

Millones de egipcios arrinconan a Mursi 

Egipto recupera su revolución y exige la dimisión del presidente

Las principales plazas y sus calles adyacentes en El Cairo se ocultaron ayer domingo bajo la avalancha humana, millones de manifestantes opositores al presidente egipcio, Mohamed Mursi, salieron a las calles de El Cairo y de otras partes del país en un intenso esfuerzo para echar a Mursi del puesto un año después de que lo asumió.

Con banderas egipcias y retratos del mandatario tachados con rojo, las multitudes acudieron a la simbólica Plaza Tahrir en el corazón de El Cairo y otros puntos de todo el país. Los gritos de “Erhal” (lárgate) resonaban en la plaza, donde surgió el levantamiento popular de 2011 que derrocó al presidente Hosni Mubarak. Fuegos artificiales iluminaron el cielo. Hombres y mujeres, algunos con niños pequeños en los hombros, coreaban “¡por las buenas o las malas, haremos caer a Mursi!”.




Al mismo tiempo, miles de partidarios del presidente se reunieron en una exhibición de apoyo a Mursi afuera de la mezquita de Rabia al-Adawiya. Algunos portaban chalecos antibalas caseros, cascos de construcción, escudos y bastones como precaución en caso de que hubiera violencia, según dijeron.

La oposición exige la dimisión de Mursi

"En el nombre del pueblo egipcio, con todas sus facciones, el Frente de Salvación Nacional (FSN) anuncia su apoyo público a la destitución del régimen de Mursi y de Hermanos Musulmanes", ha dicho el principal grupo opositor, en un "comunicado revolucionario".

El FSN ha hecho un llamamiento al pueblo egipcio a "seguir con la revolución" y ha confiado en que finalmente "conseguirá imponer su voluntad, que se ha expresado de forma inequívocamente clara en todas las plazas de Egipto".

Por su parte, el Movimiento Juvenil 6 de Abril y el Partido Constitución han anunciado el inicio de una sentada frente al Palacio de Abdeen, una de las residencias presidenciales en El Cairo, para exigir la dimisión de Mursi.

"Nuestra asamblea pacífica enfrente del Palacio de Abdeen es un nuevo instrumento de presión contra el Gobierno para conseguir elecciones presidenciales anticipadas", ha dicho su portavoz, Mohamed Adel, en una rueda de prensa.

El movimiento Tamarod

En la misma línea se ha expresado el movimiento Tamarod (rebelión), promotor de las manifestaciones para exigir la dimisión de Mursi, a quien le ha dado un plazo de 24 horas para abandonar la Presidencia.



"En el nombre de los 22 millones de egipcios que han firmado la petición rebelde, anunciamos que Mursi ya no es el legítimo presidente de Egipto", ha dicho en un comunicado.

El movimiento Tamarod emprendió una campaña para recoger más de 15 millones de firmas, con el fin de superar el número de votos conseguidos por Mursi en las elecciones presidenciales de hace un año. Según ha afirmado, ya ha conseguido 22 millones de firmas.

"Damos a Mursi hasta el próximo martes, 2 de julio, a las 17.00 horas para abandonar el poder, con el fin de permitir que las instituciones estatales se preparen para unas elecciones presidenciales anticipadas", ha indicado.

El grupo opositor ha advertido de que, en caso de que Mursi desoiga este llamamiento, "la desobediencia civil empezará el próximo martes a las 17.00 horas". Además, ha instado a las Fuerzas Armadas, la Policía y la Judicatura a "ponerse del lado del pueblo".

La violencia no estalló

La jornada de movilización nacional se ha saldado con la muerte de al menos siete personas y más de 600 heridos. Cinco personas murieron en tiroteos contra manifestantes opositores en el sur de Egipto. Después del anochecer, jóvenes atacaron las oficinas de la Hermandad Musulmana en El Cairo valiéndose de piedras y bombas incendiarias, lo cual desencadenó enfrentamientos



Sin embargo, la violencia descontrolada que muchos temen no ha estallado hasta el momento. En su lugar, las gigantescas movilizaciones contra Mursi fueron festivas y de celebración, a pesar de que numerosos informes de la Policía del domingo revelaron que se incautaron armas de fuego, explosivos e incluso proyectiles de artillería en varios lugares del país, como Alejandría y las afueras de El Cairo.

A medida que las movilizaciones aumentaban de dimensión, el portavoz de Mursi reiteró la propuesta de diálogo que presentó el mandatario desde hace tiempo a la oposición para resolver la crisis política y la describió como “el único marco mediante el cual podemos alcanzar un entendimiento”.