sábado, 6 de julio de 2013

Ejército árabe sirio descubre almacén de sustancias químicas tóxicas

Pic

Las fuerzas del Ejército sirio han descubierto y confiscado este sábado un almacén de sustancias químicas tóxicas perteneciente a los terroristas en la provincia siria de Tartus, ubicada al pie del monte Hermón, en los altos del Golán.

El depósito hallado en la ciudad de Banias, en Tartus, contenía 281 barriles de sustancias químicas tóxicas.

Asimismo, las fuerzas sirias han acabado con la vida de varios terroristas y han dejado decenas de heridos en el este y noreste de esta nación.

La prensa estatal de Siria ha informado este sábado que el Ejército del país árabe también ha conseguido apoderarse de varias zonas controladas por los terroristas en Homs (oeste).

Los grupos terroristas en Siria utilizan armas químicas contra la población y los soldados. El pasado 19 de marzo, hombres armados lanzaron un misil cargado con productos químicos en la región siria de Jan al-Asal, en la ciudad noroccidental de Alepo, donde al menos 26 personas, entre ellas mujeres y niños, perdieron la vida.

A pesar de la demanda oficial del Gobierno sirio presentada el pasado 20 de marzo para que se investigue el uso de armas químicas por parte de los grupos opositores armados, la Organización de Naciones Unidas (ONU) todavía no ha cumplido dicha petición.

Por su parte, los países occidentales y algunos Estados reaccionarios de la región han formulado alegaciones ante los medios de comunicación sobre incidentes similares que ocurrieron en algunas zonas de Siria hace casi 4 meses, antes de dicho suceso, a fin de desviar la opinión pública respecto a las ayudas financieras y armamentísticas que ofrecen a las bandas terroristas.

Desde hace más de dos años, Siria es escenario de disturbios perpetrados por grupos terroristas, financiados, dirigidos y armados por algunos países occidentales y varios regionales, como EE.UU., Arabia Saudí, Catar y Turquía cuyo objetivo es derrocar al Gobierno constitucional de Damasco.

ask/ybm/msf/