domingo, 11 de agosto de 2013

Jihadistas de ojos azules. Entrevista con dos europeos que combaten en Siria


Yihadistas de ojos azules

Traducido por: Guillermo Costa

Atmeh, Siria – “yihadistas” europeos en Siria han sido culpados por algunos locales de contaminar la pureza de su revolución, el gobierno de Bashar al-Assad sostiene este hecho como signo de que los rebeldes radicales son apoyados desde el extranjero, donde las agencias de seguridad occidentales los ven como una posible amenaza terrorista. Pero a pesar de toda la palabrería acerca de ellos, estos individuos rara vez hablan con extraños acerca de sus creencias y objetivos. Así que en el momento en por primera vez dos miembros de estos grupos de extranjeros que combaten y trabajan con Al Qaeda en Siria aceptan hablar con la prensa, para explicar al mundo por qué están combatiendo en ese país y qué futuro que imaginan para el mismo.


Los dos combatientes – uno de etnia europea que se convirtió al Islam, mientras que el otro, musulmán de nacimiento, no tiene rasgos ni europeos ni árabes – ponen algunas condiciones previas a la entrevista. Sus verdaderos nombres y países de origen no pueden ser publicados alegando que "Europa" es suficiente. También llevarán máscaras durante la entrevista, para que no ser reconocidos. "quiero volver con mi familia a Europa", dijo uno.

También fue terminantemente prohibido dar el nombre de la ciudad donde la entrevista se llevaría a cabo. Uno de los hombres dijo "Puedes mencionar cualquier lugar al norte de “Sham”, como se conoce a la gran Siria, que abarca no sólo la Siria de hoy en día, sino también el Líbano, “Israel”-Palestina, Jordania e Iraq - que existía a principios del período islámico.

Llegar a la ubicación de la entrevista plantea otro problema. Un signo de lo peligroso que se ha vuelto el país , militantes afiliados a al Qaeda han instalado un puesto de control a un poco más de un kilómetro y medio del campo de refugiados Atmeh en la frontera con Turquía y había muchos más a lo largo del camino hacia donde viven los dos “yihadistas” europeos. Con el aumento de secuestros de periodistas y trabajadores de ayuda perpetrados por los rebeldes en los últimos meses, los habitantes nos aconsejaron no seguir conduciendo por el país. Después de largas deliberaciones, decidimos quedarnos en Atmeh y enviar en nuestro nombre, a un intermediario sirio de confianza en nuestro nombre quien llevó nuestro cuestionario, una cámara, y realizó las entrevistas.

Los encuentros ocurrieron por separado, en días y lugares diferentes. Las entrevistas se llevaron a cabo en inglés, ya que los combatientes no tienen fluidez en árabe.


El fenómeno de los europeos que combaten en Siria está atrayendo cada vez más la atención de las agencias de seguridad occidentales, que temen por lo que estas personas podrían hacer cuando regresen a sus hogares. De acuerdo con funcionarios de inteligencia estadounidenses y europeos que conversaron con el New York Times, son más los occidentales que actualmente están combatiendo en Siria de los que lo hicieron en Iraq, Afganistán, Somalia o Yemen: Se estima que son entre 600 y 1.000 y el motivo principal es la religión - la gran mayoría son blancos e inmigrantes naturalizados con raíces musulmanas que se convirtieron al Islam.

El extremismo religioso de estas personas, la experiencia militar en Siria y la facilidad con que pueden viajar por Europa y los Estados Unidos los convierte en un cóctel potencialmente letal. Mateo Olsen, director del Centro Nacional de Contraterrorismo de EE.UU., dijo recientemente en una conferencia que Siria se ha convertido en "el campo de batalla yihadista predominante en el mundo", aumentado los temores de que esos individuos podrían volver a Europa y potencialmente a Los Estados Unidos como "parte de un verdadero movimiento yihadista global”.

Abu Talal, de cabello rubio y ojos azules, usa un pasamontañas negro, es justo el tipo de guerrero religioso que mantiene a los funcionarios de seguridad occidentales en vela por las noches. Dice que llegó a Siria "para ayudar los “mujahideen” (yihadistas) a luchar contra Bashar", pero se niega a decir cómo llegó a Europa. Sin embargo, añade que "va a visitar a su familia (en el viejo continente) otra vez y volverá a Siria."

En la entrevista, Abu Talal, lleva un arma y está sentado frente a una bandera negra usada por los grupos yihadistas, y dice que se ha unido al "Estado Islámico de Iraq y Siria", - la rama de Al Qaeda en Iraq, que a su vez lucha contra el régimen de Assad e intenta extender su "emirato islámico" a Siria.

El ISIS, que está encabezado por el ciudadano iraquí Abu Bakr al-Baghdadi, es considerado el grupo más radical en Siria. Con bases en Bab al-Hawa que está en la frontera con Turquía, y también en sus alrededores, como las ciudades norteñas de Raqqa y Alepo, también las montañas del noroeste de Turkmenistán, que conforman una extensión de las fuerzas de Al Qaeda y son quienes lucharon contra las tropas del gobierno iraquí y EE.UU. en Iraq durante la guerra civil en ese país.

Afirma que la relación entre el ISIS y el Ejército Libre de Siria, que agrupa a las principales formaciones rebeldes sirias, es buena. "Ellos son muyahidines y también nosotros lo somos. Pedimos a Dios que nos guíe en la lucha contra Bashar".

Pero ¿por qué tantas personas en todo el mundo ven a los yihadistas extranjeros como terroristas? "Eso es curioso, "dice Abu Talal, "porque nosotros no matamos gente inocente, como las fuerzas de Bashar hacen. Todo el mundo cree que la “sharia” (ley islámica) es mala, pero eso no es cierto. Ayudamos a la gente .... y traeremos la “sharia” aquí a como dé lugar ".

Los combatientes religiosos a menudo han expresado su convicción de que los Estados Unidos tarde o temprano intervendrá en el conflicto de Siria - no para derrocar al régimen de Assad, sino que para matarlos a ellos. Creen que Estados Unidos utilizará aviones no tripulados - al igual que en Pakistán o Yemen.


"Estoy seguro de que los estadounidenses comenzarán a utilizar aviones no tripulados", dice Abu Salman, el segundo combatiente europeo, que viste un chal tradicional árabe para ocultar su identidad... "Tan pronto como venzamos a régimen de Assad, occidente enviará sus armas, pero, por supuesto, vamos a luchar contra ellos también. El Profeta, que la paz sea con él, dijo: "Los infieles lucharan en tu contra como lo hicieron conmigo”. Pero si Dios quiere, venceremos incluso si los estadounidenses atacaran, no vamos a retroceder.

Abu Salman es algo así como un agente libre en la jihad siria, quien transita fluidamente entre los grupos en función de quien necesite sus servicios. "Estoy en el área de electrónica", dice. "Yo coopero con cualquier grupo que me necesite aquí. No me uní a un grupo específico, debido a la naturaleza de mi trabajo, cada grupo me necesita."

Pero Abu Salman añade que la mayoría trabaja en ramas de Al Qaeda como Jabhat al-Nusra e ISIS, o alternativamente Ahrar al-Sham y Suqoor al-Sham, las milicias conocidas por su estricta interpretación de la ley islámica. "Son los mejores combatientes del Islam", explica.

Abu Salman considera que los combatientes extranjeros en Siria han pagado los platos rotos: Él dice que accedió a dar esta entrevista para explicarle al mundo lo que los combatientes extranjeros están haciendo en Siria. "No importa cuánto tiempo hables de lo que haces", dice. "Si tienes barba, si hace el salat (rezos musulmanes) se lo considera terrorista. El mundo exterior no nos entiende. Ellos no tienen nuestra mentalidad. Ellos no saben lo que queremos."

A diferencia de Abu Talal, Abu Salman está dispuesto a explicar cómo llegó a Siria. "Vine desde el aeropuerto (en Turquía) y crucé ilegalmente la frontera desde Turquía a Sham", dice. "Todo el mundo está tomando este camino”.

El viaje, sin embargo, está empezando a ser más difícil para los extranjeros. "El camino está empezando a cortarse", dice Abu Salman. "No se puede entrar más a Sham sin un pasaporte sirio, hay muchos más controles."

Abu Salman está de acuerdo con su compañero yihadista que algunos elementos del Ejército Libre de Siria son buenos "muyahidines" - pero la preocupación de que Estados Unidos está canalizando apoyo a los elementos "malos" dentro de la organización. "Ellos (los Estados Unidos) sólo dan armas a los peores grupos, los que quieren la democracia", explica. "Estos grupos operan en el interior del Ejército Libre de Siria y ni siquiera luchan por la democracia, sólo roban el dinero."

La presencia de estos combatientes europeos es objeto de controversia entre los partidarios locales de la revuelta siria. Islamistas extranjeros atrapan o ejecutan presuntos partidarios del gobierno en Raqqa, mientras que los yihadistas en Alepo ejecutan a algún joven sirio del que sospechan que ha cometido blasfemia. Los secuestros de sirios, periodistas extranjeros y trabajadores de ayuda humanitaria por parte de los islamistas van en aumento. Esta misma semana, el padre Paolo Dall'Oglio, un conocido sacerdote jesuita que vivió en Siria durante tres décadas y fue firmemente a favor de la revolución, desapareció en Raqqa.

Abu Salman sabe lo débil que es la posición yihadista entre la población siria: Él está convencido de que después de la derrota del gobierno de Assad, algunos sirios comenzarán una segunda revolución, pero esta vez contra los grupos islamistas radicales. "Creo que esto va a suceder", dice. "Pero eso no importa. Porque el Profeta, que la paz sea con él, ha dicho" Ustedes triunfarán."

Después de Abu Salman y su deseo de derrocar a Assad y aplastar a los grupos rebeldes más seculares, ¿entonces qué? ¿Qué será de la considerable porción cristiana de Siria, Alawitas, y las minorías chiíes?

"Las minorías?" responde... "Ellos sólo deben aceptarlo, y los que no lo hagan, serán expulsados - o pueden irse."

Título original: Blue eyed jihad - publicado en Foreign Policy
-----------

Estos son algunos de los jihadistas de Europa, EEUU, Australia y Caucaso incorporados a las filas de la Jihad Global, Al-Qaeda. 

Obviamente omito decenas de fotos de terroristas europeos y de EEUU que actualmente se encuentran en Siria. Cuando mueran, que morirán muy pronto, entonces las publicaré. Hasta entonces, solo las pueden ver los únicos que luchan contra el terrorismo islamista takfir en Siria.

Los que NO mueran volverán a occidente a seguir asesinando a los que no piensen como ellos. 
Allá se las apañen los gobiernos de occidente con "el retorno de sus chicos rebeldes"....