martes, 8 de octubre de 2013

Presidente sirio, Bashar al Assad: la victoria más grande será eliminar el terrorismo y el pensamiento wahab

Assad: la victoria más grande será eliminar el terrorismo y el pensamiento wahabí



El presidente sirio, Bashar al Assad, ha concedido una entrevista al periódico sirio Tishrin con ocasión del 40 aniversario de la Guerra de Octubre (contra la entidad sionista) en la que él afirmó que la victoria más importante en aquel conflicto fue el triunfo de la voluntad y el espíritu árabes sobre los temores que albergaban los ciudadanos árabes en la etapa que siguió a la Guerra de 1967.

Él afirmó que el pueblo sirio hizo la Guerra de Octubre gracias a su resistencia y precisó que la primera y mayor victoria de hoy será la de eliminar el terrorismo y el pensamiento wahabí, así como hacer abortar el plan exterior, al que han contribuido algunos países de la región, para destruir Siria.

Haciendo una comparación entre la etapa actual y la de la Guerra de Octubre, el presidente Assad indicó que hace cuarenta años los países árabes estaban unidos frente a un solo enemigo, es decir el enemigo sionista. Sin embargo, hoy en día muchos gobiernos árabes están unidos contra Siria. “Los dos ejércitos, el sirio y el egipcio, llevaron a cabo en octubre una sola batalla frente a un solo enemigo, que era el enemigo israelí. Por casualidad, en estas últimas semanas, los dos ejércitos llevan a cabo igualmente una batalla contra un solo enemigo, pero en esta ocasión este enemigo que lucha contra el ejército sirio y el ejército egipcio es árabe”, señaló.

El presidente sirio imputó al gobierno y a la sociedad una parte de la responsabilidad de la crisis en Siria, que fue el resultado de una falta de sensibilidad ante los imperativos de la vida moderna y las nuevas tecnologías, lo cual ha tenido efectos negativos sobre las nuevas generaciones. “Esta experiencia fue dura para nosotros en tanto que sociedad siria. Lo que es importante es extraer conclusiones y tratar las causas directamente, incluso antes del final de la crisis”, añadió.

La iniciativa rusa protege a Siria

Por otro lado, el presidente Assad indicó que el respaldo de Siria a la iniciativa rusa sobre las armas químicas no tuvo que ver con las amenazas estadounidenses y precisó que la respuesta favorable a esta iniciativa va a reforzar la firmeza de la posición de Rusia y esto generará una mayor protección para Siria a nivel internacional y de una forma directa.

“Los responsables rusos, a cuya cabeza está el presidente Putin, han afirmado que Rusia continuará dispuesta a apoyar a Siria militarmente y a respetar todos los contratos concluidos, que hacen posible que Siria pueda defender su territorio”, añadió.

Damasco no negociará con los terroristas

El presidente Assad dijo que el arma de destrucción masiva más poderosa que se ha introducido en Siria es la del extremismo, “que ha entrado en nuestro país para destruirlo”. “Hace falta concentrarse en neutralizar esta arma. La lucha contra el terrorismo es una prioridad en esta etapa”, indicó.


En relación a la Conferencia de Ginebra-2 y sobre las condiciones de Siria, el presidente Assad subrayó que la Administración estadounidense había retrasado la convocatoria de la conferencia debido al hecho de que no ha podido lograr victorias sobre el terreno en el país y precisó que Siria está dispuesta siempre a participar y considera que cualquier día es conveniente para la celebración de la conferencia. “La pelota está en las manos de los estadounidenses y los países que dependen de EEUU en nuestra región”, indicó.

El presidente sirio añadió que Siria sólo plantea las condiciones de que no negociará con terroristas, que la solución debe ser siria y que ella debe estar basada en el diálogo político. “Si el diálogo es el de las armas entonces no tendría sentido irse a Ginebra”, afirmó.

Bloqueo occidental permite buscar opciones mejores

Assad señaló, por otro lado, que el bloqueo occidental impuesto contra Siria va a ayudar a este país a abrirse a más opciones que responden satisfactoriamente a la mayor parte de sus necesidades esenciales y las de los otros pueblos a los que Occidente trata de dominar. “El bloqueo occidental no es un gran problema porque permite a Siria abrirse a opciones mejores con otros países del mundo”, añadió.

Papel occidental en la resolución de la crisis

A una pregunta en relación con el papel que juega Occidente en la solución política a la crisis, el presidente Assad precisó que los países occidentales podrían contribuir a una solución poniendo fin a su apoyo a los grupos terroristas armados en Siria y otras partes.

El presidente Assad indicó que EEUU no era sincero con respecto al acuerdo ruso-estadounidense, que ha dado frutos positivos hasta ahora, sobre todo porque no ha impedido que Arabia Saudí prosiga enviando fondos y armas a los terroristas en Siria y que Turquía continúe con su apoyo logístico y facilitando la entrada de los terroristas en el país árabe.

El presidente afirmó que esta crisis no ha sido la primera y probablemente no será la última, pero hace falta extraer lecciones de ella y adoptar una actitud más firme en las próximas crisis, sobre todo teniendo en cuenta que la región es una zona proclive a estas últimas, que aparecen bajo diferentes formas.

Source: Periódicos