domingo, 17 de noviembre de 2013

El periódico The New York Times ha desvelado que saudíes y kuwaitíes financian las actividades de Al-Qaeda en Siria


El periódico The New York Times ha desvelado que grandes sumas de dinero son enviadas a Siria por medio de transferencias bancarias o en envíos en especie transportados en maletas bajo una cobertura “humanitaria”. Este dinero es proporcionado por dignatarios religiosos de Arabia Saudí y Kuwait para apoyar a los grupos terroristas armados en Siria.

El periódico señala que “uno de los principales financieros es Ganim al Mutairi, que recibe dinero y lo transporta hacia Siria con destino a los grupos armados que combaten allí”. Él añade que “Mutairi forma parte de una docena de kuwaitíes que participan en esas mismas actividades”.

Siempre según la misma fuente, Mutairi y el resto de estos financieros han convertido a Kuwait en un centro de operaciones, desde el que se transfieren enormes sumas de dinero a los grupos afiliados a Al Qaida en Siria.

Y prosigue diciendo: “Una de las campañas de apoyo que ha sido lanzada en Kuwait, consiste en asegurar la financiación de 12.000 combatientes, cada uno de los cuales deberá recibir una suma de 2.500 dólares. Es Mutairi el que se encarga de esta campaña.

El periódico añadió: “Hay otra campaña llevada a cabo por un dignatario religioso saudí, basado en Siria y próximo a al Qaida.


Según el periódico, Mutairi, un antiguo militar del Ejército kuwaití, declaró que “hemos cooperado con los estadounidenses en Iraq, así que ¿por qué no vamos a cooperar con Al Qaida?”

El periódico señala que los “recaudadores de fondos son principalmente saudíes y kuwaitíes, que financian a los takfiris de forma significativa a través de la recolección de donaciones. Para hacer esto, ellos recurren a los medios sociales, como Twitter o Facebook, y envían llamamientos y ofertas de donaciones a usuarios escogidos con sus números de teléfono privados”.

El periódico señala que “los recaudadores de fondos se vanaglorian a menudo de los ataques llevados a cabo por grupos terroristas en Siria y éstos últimos les agradecen mostrando en vídeos sus nuevas armas”.

El Times afirma que “Mutairi resultó herido este año mientras combatía al lado de los grupos armados en Alepo y su primo murió igualmente en febrero en Siria”. Asimismo, señala que Kuwait no ha tomado medidas para limitar los movimientos de Mutairi.

Los analistas estiman que “el flujo de fondos a partir de cuentas privadas hacia los grupos armados en Siria ha exacerbado las divisiones en el seno de la oposición siria y reforzado el extremismo”.

Cabe señalar que el periódico The Washington Post reveló en septiembre la existencia de una gran red de financiación secreta de Al Qaida en Siria que recoge fondos por medio de las redes sociales supuestamente para “organizaciones humanitarias” de varios países árabes.

El periódico concluyó diciendo que “Qatar ha jugado un papel fundamental en la financiación de la red” y que numerosas organizaciones humanitarias en países árabes han cooperado en recaudar dinero para enviarlo a través de transferencias bancarias o en especie a los militantes vinculados a Al Qaida a fin de que puedan comprar armas o financiar sus operaciones”.

Source: Diverso 16-11-2013