martes, 5 de noviembre de 2013

Violencia de Al-Qaeda se extiende a Turquía -Europa-

Pic

Los peligrosos efectos del conflicto sirio que se ciernen sobre los países vecinos aumentan cada día.

La Inteligencia de Turquía ha emitido una alerta roja ante los supuestos planes del grupo Estado Islámico de Irak y del Levante (ISIS, por sus siglas en inglés), vinculado a Al-Qaeda, para ejecutar atentados en las principales ciudades del país mesopotámico.

De acuerdo con el diario turco 'Today's Zaman', el estado de alerta se determinó después de que agentes de Inteligencia descubrieran que el ISIS ha introducido dos coches bomba en el territorio de Turquía.

Según las fuentes de la Inteligencia turca, estos dos coches bomba se filtraron a través de la provincia de Sanliurfa (Sur), ubicada en la frontera con Siria, donde el ISIS mantiene una gran actividad terrorista.

Agregan que ese grupo está preparando introducir otros cinco coches bomba para realizar atentados en diferentes partes de Turquía, por lo que las autoridades del país han reforzado las medidas de seguridad en las provincias del sur y el sureste del país.

Desde el principio de la crisis en Siria, Turquía ha sido uno de los países principales en apoyar a los insurgentes que luchan en el territorio sirio para derrocar al Gobierno sirio, sin embargo, no es inmune a la violencia de los terroristas.

Con fecha anterior, el ISIS amenazó al premier turco, Recep Tayyip Erdogan, con iniciar una nueva ola de atentados en las ciudades turcas de Estambul y Ankara (capital) en el caso de que no ordene la reapertura de los pasos fronterizos.

Turquía cerró algunos puestos fronterizos situados cerca de algunas bases del ISIS en el norte de Siria, después de que el grupo extremista se hiciera a finales de septiembre con el control de la localidad siria de Azaz, situada en la provincia de Alepo.

nj/nl/nal