domingo, 31 de agosto de 2014

El Ejército sirio avanza en la Guta Oriental y rechaza las infiltraciones terroristas que contaban con apoyo artillero de Israel

Terroristas eliminados al intentar entrar en la ciudad de Qalamoon


Damasco Jobar , fuertes bombardeos contra los terroristas de Al-Nusra



Batallón femenino de las FDN sirias



El Estado Islámico asesina a cuatro jóvenes en la ciudad de Al-Maydin en el campo de Deir Al-Zour


El Estado Islámico asesina a cuatro jóvenes en la ciudad de Al-Maydin en el campo de Deir Al-Zour. la Organización terrorista ejecutaron a cuatro jóvenes acusados de luchar contra elementos del Estado Islámico, donde lo crucificaron cerca de la rotonda Al-Baloum por la entrada de la ciudad
.........

El Ejército sirio avanza en la Guta Oriental y rechaza las infiltraciones terroristas que contaban con apoyo artillero de Israel


El Ejército sirio lanzó el jueves una nueva ofensiva en la región de la Guta Oriental, donde fuertes combates tienen lugar en la localidad de Yobar. Esto se produjo pocos días después de que el Ejército tomara la localidad de Maliha tras 130 días de combates allí.

La Fuerza Aérea y la artillería llevaron a cabo fuertes bombardeos que pudieron ser oídos en la capital, Damasco. El Ejército ha avanzado hacia el eje Dir Asaafir-Zebdin con el fin de impedir cualquier contraataque sobre la ciudad de Maliha y progresar hacia estas localidades en un próximo período.

Otros objetivos son los de cortar las vías de suministros que discurren desde el este de la región, y en especial desde la ciudad de Otaiba, hacia Jordania y el desierto que se extiende hacia Iraq.

En este sentido, el Ejército parece estar utilizando una nueva táctica en la región que incluye fuertes ataques artilleros y aéreos seguidos por ataques terrestres masivos. Entre los sitios atacados están cuarteles generales, puntos de defensa y los líderes terroristas además de sus concentraciones y movimientos.

Los aviones de reconocimiento y drones del Ejército sirio y Hezbolá cumplen aquí un papel esencial en la vigilancia de las localidades de la Guta Oriental en poder de los insurgentes. Esta información pasa a la sala de operaciones que busca seleccionar y ordenar ataques contra dichos blancos.

El papel de estos aviones de reconocimiento no es sólo en de localizar los blancos, sino también el de rastrear las concentraciones de los insurgentes, que son atacadas inmediatemente.

Los jefes militares sirios creen que las defensas de los grupos armados en áreas cercanas a Maliha se derrumbarán rápidamente y el Ejército podrá tomar Zebdin, Dir Asaafir, Asirain y Ain Tarma en poco tiempo. Desde la liberación de Maliha, las concentraciones de militantes en esta zona han estado expuestas a continuos bombardeos.

Al mismo tiempo, el Ejército sirio ha continuado bombardeando las concentraciones de militantes en la ciudad de Duma, considerada como el principal bastión de los terroristas del Frente Islámico en la región.

Por su parte, el FI anunció recientemente un “mando unificado en la región de Guta”, que estaría dirigido por su líder, Zahran Allush. Esto, sin embargo, es visto como una medida desesperada tras las últimas derrotas de los grupos armados en la región. Éstos hacen frente ahora a dos opciones: la rendición o la muerte.

Aviación siria mata a líderes del EI en Deir Ezzor



Cazabombarderos sirios han llevado a cabo un ataque contra una vivienda que albergaba una reunión de líderes militares y religiosos del grupo terrorista Estado Islámico en la provincia de Deir Ezzor causándoles la muerte, según una información del Observatorio Sirio pro-Derechos Humanos, con sede en Londres.

Según la agencia siria SANA, el ataque tuvo lugar en la localidad de Mohassan, donde se celebraba una reunión en la casa de un coronel desertor, conocido como Abu Nidal, y cuyo verdadero nombre era Sekkar al Ahmad. Él fue miembro del Ejército Sirio Libre y luego se pasó al EI hace varias semanas.

Todos los jefes del EI que estaban en la vivienda, incluyendo Ahmad, fallecieron en el bombardeo. Algunos de los muertos eran extranjeros como Abu Anas, un tunecino, y los saudíes Abu Hadi y Abu Mohammed.

Otro ataque aéreo fue lanzado también contra una concentración de militantes del EI en Takman, al norte de la provincia de Alepo.

En los últimos días, la aviación siria ha lanzado ataques sin precedentes contra cuarteles generales y posiciones del EI en las provincia de Raqqa, Deir Ezzor y Alepo.

700 mercenarios prooccidentales se rinden en Siria

Más de 260 extremistas armados se entregaron a las autoridades sirias en varias provincias del país, en medio de una ofensiva del Ejército. Los militantes se rindieron en las provincias de Damasco Campo y de Latakia e Idleb, en la región septentrional de Siria, con lo cual pasan a disposición de las autoridades para normalizar su estatus jurídico.

El gobierno sirio impulsa este proceso en cooperación con los comités de reconciliación nacional como una vía para acabar con el conflicto.

Días atrás otros 430 irregulares se entregaron en las localidades de Madaya y de Basmimah, en Damasco Campo, donde las fuerzas armadas siguen estrechando el cerco a esos grupos.

Mientras, el general Qahtan Ghobara, jefe de la Policía en Idleb, anunció la regularización del estatus jurídico de 14 extremistas, quienes renunciaron a las armas.

Los procesos de reconciliación han llevado a la rendición de miles de militantes armados en los últimos meses en Siria y son vistos como un paso fundamental hacia el fin del conflicto en Siria.

Los grupos más extremistas, como el Frente al Nusra, han intentado sabotear estos procesos en las zonas donde mantienen una presencia.

El Frente al Nusra lanza operación fracasada contra Maharda, en Hama

El canal noticioso Al Masdar News reportó el viernes un avance de las tropas gubernamentales sirias al norte de la central ciudad de Hama, una región donde los extremistas del Frente al-Nusra y otros grupos lanzaron una ofensiva en los últimos días.

Como parte de ese plan, los terroristas atacaron con disparos de cohetes y obuses de morteros varios puestos de control y la planta eléctrica de la ciudad de Maharda, de mayoría cristiana.
El jueves el Frente al Nusra atacó la localidad y se produjeron combates cerca de las barreras colocadas por el Ejército sirio para protegerla.

Aunque unas 15 facciones han participado en la ofensiva del Frente al Nusra, parece que han surgido discrepancias entre las mismas. El Ejército Sirio Libre, que participa con el Frente al Nusra en esta batalla, teme las repercusiones regionales e internacionales de atacar otra ciudad de mayoría cristiana, como sucedió anteriormente en el caso de Maalula, en la provincia de Damasco.

Según diversas fuentes, el propio líder del Frente al Nusra, Abu Mohammed Yulani, se dirigió a unos 1.500 combatientes de 20 países antes del ataque a Maharda para darles ánimos. El objetivo del Frente es aproximarse a la ciudad de Hama, la capital provincial, y enlazar el territorio de esta provincia bajo su control con el de la provincia de Idleb, en el norte.

Los militantes han lanzado cohetes Grad contra Maharda, lo que provocó muertes de civiles y daños materiales y un incendio en la estación. Sin embargo, no se ha producido un éxodo de la población y ésta mantiene allí su vida normal. Los residentes están cooperando codo con codo con el Ejército y empuñando las armas para rechazar los ataques de los militantes.

Por su parte, el Ejército sirio ha respondido a los ataques con fuertes bombardeos aéreos y artilleros contra las posiciones de los atacantes. El Ejército atacó también con un misil el cuartel general de los militantes en la localidad cercana de Halfaya, tras recibir información de que había una gran multitud de militantes armados en su interior.

Fuentes militares sirias señalan que la ofensiva del Frente al Nusra está condenada al fracaso. El número de tropas sirias en la región es alto tras la llegada de refuerzos y a ellas hay que añadir las fuerzas de Defensa Nacional y los Comités Populares en la propia Maharda.

Por su parte, uno de los dirigentes de la Coalición Nacional Siria, George Sabra, ha mostrado su apoyo a la ofensiva del Frente al Nusra, un grupo vinculado a Al Qaida que se encuentra en la lista negra de la ONU, y ha manifestado que los cristianos de Maharda no tendrían nada que temer en el caso de la caída de la ciudad en manos del Frente.

Rechazada infiltración del Estado Islámico en El Líbano

Fuerzas militares de El Líbano repelieron un ataque de grupos terroristas sirios en Wadi Hmeid, un poblado de la localidad fronteriza de Arsal donde a comienzos de mes se registraron intensos combates, informó el Ejército.

Extremistas islámicos asaltaron a primera hora del jueves un puesto de control de carretera de las Fuerzas Armadas en la mencionada región de la Bekaa oriental, pero la respuesta de las tropas regulares, que utilizó armas pesadas, causó numerosos muertos y heridos a los atacantes, sin sufrir bajas en sus filas.

Ninguna fuente oficial pudo definir si los irregulares pertenecían al Frente al Nusra o al Estado Islámico (EI), las dos organizaciones terroristas más activas en Siria e Iraq y que el 2 de agosto irrumpieron en Arsal, situado unos 90 kilómetros al noreste de Beirut.

Los takfiris avanzaron el miércoles sobre una base militar con la intención de aislarla adentrándose en Arsal, precisó el reporte que refirió a fuertes combates en la madrugada.

Pese a que el Ejército reforzó desde entonces su presencia en el área, prevalece la tensión y crece la preocupación porque nuevas escaramuzas se extiendan en la complicada y extensa frontera sirio-libanesa, a través de la cual se han infiltrado milicianos que luchan contra el gobierno de Damasco.

Los enfrentamientos de inicios de mes, en los que en cinco días murieron al menos 18 soldados y policías, 36 fueron apresados y 22 están dados como desaparecidos, fueron los más peligrosos en territorio libanés como extensión de la guerra en Siria.

La ciudad portuaria de Trípoli, en el norte del país, ha sido donde con más intensidad se refleja el impacto del conflicto sirio, pues allí habitan grupos salafistas extremistas que apoyan a la oposición a Bashar al Assad, y alawíes pro-sirios.

El primer ministro Tammam Salam afirmó que “no habrá indulgencia para los asesinos terroristas ni contemporización con quienes violan el territorio de El Líbano y dañan a su pueblo”, pero subrayó que esa respuesta atañe a la Fuerzas Armadas y las de Seguridad Interna, como entes defensivos legítimos.

El miércoles en la noche también, un grupo de 10 sirios armados secuestró a un residente de Arsal a sólo 500 metros de un puesto de control militar, mientras el Ejército incautó un carro cargado con lanzagranadas en Hermel y reportó tiroteos contra la región de Akkar-Abboudiyeh desde el lado sirio.