domingo, 22 de noviembre de 2015

Putin: «Individuos de 40 países, incluidos miembros del G20, han financiado el terrorismo».La primera terrorista suicida europea bebía alcohol, fumaba, no leía el Corán y tuvo novios

«En el marco de la cumbre del G20, Rusia puso ejemplos del financiamiento de terroristas por individuos de 40 países, incluidos varios miembros del G20», resaltó el presidente ruso, Vladimir Putin, en el marco de la Cumbre realizada en Turquía.



«El financiamiento de terroristas proviene de unos 40 países, incluidos varios miembros del Grupo de los Veinte», ha declarado el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en el marco de la Cumbre del G20 en Antalya, Turquía.

Tras compartir esta información sobre los canales de financiación del terrorismo, Putin dijo confiar en la continuidad de la colaboración en materia antiterrorista con los colegas del G20. Asimismo, el presidente hizo hincapié en la necesidad de prevenir la venta ilegal de recursos para evitar que los terroristas reciban ingresos de la venta de petróleo y sus derivados.
Suministros sistemáticos de armas y vehículos desde el extranjero al Emirato Islámico

El autoproclamado califato del Emirato Islámico no solo cuenta con financiación proveniente de países extranjeros y con ingresos por la venta ilegal de petróleo, sino que también recibe armas.

Estados Unidos, Arabia Saudita, Qatar y otros países del Golfo Pérsico, junto con Turquía, sostienen abiertamente que seguirán apoyando a las fuerzas que luchan contra el presidente sirio Bachar al-Assad, a pesar de que numerosos expertos reiteran que la «oposición moderada» apoyada por Estados Unidos, o bien forma parte de los grupos extremistas o bien está cada vez más cerca de ellos.

De hecho, un informe secreto de la Inteligencia de Estados Unidos, elaborado en agosto de 2012 para el Pentágono, establece que

«Occidente, los países del Golfo Pérsico y Turquía están apoyando a la oposición, principalmente compuesta de musulmanes salafistas, la Hermandad Musulmana y al-Qaeda en Irak».

La “filial” iraquí de al-Qaeda se unió a los grupos afiliados del Emirato Islámico y se involucró en la guerra contra el gobierno sirio, considerado por los yihadistas como una fortaleza del «régimen hostil chiita».

Deutsche Wirtschafts Nachrichten reveló recientemente que Estados Unidos suministró a la así llamada «oposición moderada», el Frente al-Nusra, filial siria de al-Qaeda, decenas de vehículos de la marca japonesa Toyota, que posteriormente fueron a parar a manos del Emirato Islámico. En sus operaciones, los combatientes del Emirato Islámico utilizan principalmente camionetas todoterreno Toyota Hillux.

Controversia en Francia: 

«El Frente al-Nusra hace un buen trabajo»

La relación entre Francia y el Frente al-Nusra vuelve a suscitar controversia tras los atentados del pasado 13 de noviembre en París, subraya en declaraciones a Russia Today el periodista e investigador belga Michel Collon.

El periodista sostiene que la frase pronunciada por el ministro francés Laurent Fabius en 2012, cuando dijo que «el Frente al-Nusra hace un buen trabajo en Siria» suscita dudas.

«¿Qué reacción podemos esperar de Francia ahora que han señalado como culpable al grupo terrorista, teniendo en cuenta el apoyo que han brindado a yihadistas como el Frente al-Nusra?»", se pregunta Collon, quien subraya la necesidad de hacer un análisis urgente y profundo de la política del presidente francés Francois Hollande.

Según Collon, Francia comparte responsabilidad en la propagación, financiamiento y suministro de armas a los terroristas, al igual que Estados Unidos y Arabia Saudita.
«Hay que aunar esfuerzos en la lucha contra el mal»

Este mismo lunes el presidente ruso Vladimir Putin hizo un llamamiento a la unidad frente al terrorismo. «Los trágicos acontecimientos ocurridos recientemente en Francia nos dicen que hay que aunar esfuerzos, algo que debimos hacer hace tiempo, en la lucha contra este mal», declaró Putin.

Su deseo de actuar juntos fue apoyado por el primer ministro británico, David Cameron, quien se reunió este lunes con Putin en el marco del G20. «Nos reunimos después de los trágicos hechos ocurridos en París, y, como usted ha dicho, tenemos que trabajar juntos para luchar contra el terrorismo», resaltó Cameron.

Asimismo, la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, declaró que «los atentados de París no son un ataque contra un país sino un ataque contra la civilización» y requieren «una acción conjunta».

El objeto principal de la cumbre del G20 en Turquía es la lucha de la comunidad internacional contra el terrorismo. El problema tiene una relevancia particular ya que la reunión se produce tras los sangrientos atentados de París del pasado 13 de noviembre, que acabaron con la vida de más de 120 personas.
 
Fuente: RT, 16 de noviembre 2015.

La primera terrorista suicida europea bebía alcohol, fumaba, no leía el Corán y tuvo novios 



La mujer terrorista, Hasna Ait Boulahcen.

La terrorista que se suicidó el miércoles detonando una carga explosiva en Saint Denis, al norte de París, no leía el Corán, bebía alcohol, fumaba, alternaba novios y asistía a muchas fiestas.

La joven de 26 años Hasna Ait Boulahcen detonó el cinturón explosivo en Saint Denis ante la llegada de la Policía durante una operación especial tras los ataques terroristas que tuvieron lugar el pasado viernes en la capital francesa, convirtiéndose así en la primera mujer integrista suicida de Europa.

Hasna Ait Boulahcen no llevaba una vida muy conforme con los preceptos de su religión, la islámica, ya que no estaba interesada en ella ni leía el Corán, el libro sagrado de los musulmanes, y hacía solo un mes que había cubierto su cabeza con el velo islámico, según ha informado su hermano Youssouf.

En este sentido, los que la conocían la definen como una mujer aficionada a las fiestas y a salir con varios novios, y según sus familiares, era más conocida por su inclinación a consumir alcohol (prohibido por los preceptos islámicos), que por su devoción al Islam.

Su hermano asevera que nunca vio a su hermana leyendo el Corán, y en cambio “se pasaba todo el día enganchada a su teléfono, pendiente del Facebook y de su Whatsapp”, y cuando Youssouf le recriminaba este hábito, ella le respondía que no era ni su padre ni su marido y que la dejara en paz.

El hermano de la terrorista explica que pasaba mucho tiempo criticando cualquier cosa, que no era nada receptiva a los consejos y que, en varias ocasiones, Youssouf trató de convencerla de que mejorase su comportamiento.

El hermano dice que la última vez que habló con ella fue el domingo, y parecía “como si ya hubiera renunciado a la vida”.


Operación policial en Saint Denis, al norte de París, en busca de terroristas, 18 de noviembre 2015.

Según los testigos, antes de activar la carga explosiva, la terrorista pidió ayuda y gritó: “¡No soy su novia!” y acto seguido su cabeza y tronco salieron disparados por la ventana, y se encontraron en la calle.

El miércoles, Youssouf encendió la televisión y se enteró de que su hermana se había suicidado en su piso de Saint Denis.

Hasna Ait Boulahcen nació en 1989, dieciséis años después de la llegada a Francia de su familia, y fue víctima de maltratos desde muy pronto, hasta que sus padres se separaron cuando era aún muy pequeña. Creció muy feliz con una familia de acogida desde que tenía 5 años hasta la adolescencia, cuando comenzó a alternar con malas compañías, según su hermano.

Desde los atentados de París, las fuerzas de seguridad francesas no han parado de detener a personas presuntamente pertenecientes al grupo terrorista takfirí EIIL (Daesh, en árabe), llegando a matar a algunas de ellas en las operaciones.

El presunto cerebro de los atentados, Abdelhamid Abaaoud, de origen belga y uno de los principales reclutadores en Europa de EIIL, fue abatido en la operación del miércoles.

Estos atentados han permitido a la extrema derecha europea reavivar su discurso radical contra los musulmanes, y los fieles temen ahora ser víctimas del auge de la islamofobia.

krd/mla/rba