lunes, 14 de enero de 2013

CNN: decenas de milicianos extranjeros combaten en Siria y los campamentos turcos están a su disposición




Washington, SANA

Es imposible ya que el Gobierno del Partido Justicia y Desarrollo en Turquía pueda continuar promocionando su gran mentira sobre los campamentos de entrenamiento establecidos ante los terroristas que desean luchar en Siria, y pretender que son “campamentos de refugiados”, ya que dichos lugares sirven a terroristas de todos los países, no solamente para recibir entrenamiento y ordenes, sino para gozar de unos días de descanso antes de lanzarse de nuevo a la lucha en Siria, según un reportaje documentado de la cadena CNN.

Sami Yusef es un terrorista acogido en uno de esos campamentos, quien confesó al canal estadounidense CNN haber realizado varias operaciones contra el ejército árabe sirio en Alepo y Edleb. el entrevistado explicó que aún continúa participando en los crímenes y que cada vez que le apetece se alberga en Turquía, especialmente que el indulto que le fue concedido en el marco de la política del Estado sirio de dar a los involucrados en los acontecimientos una oportunidad para volver a la razón, cuando ayudaba a engañar a la opinión publica dando falsas noticas sobre los acontecimientos, lo aprovechó no para volver a la vida normal, sino para trasladarse a la acción armada.

Al tiempo en que la cadena CNN presentaba el reportaje realizado por su corresponsal Joe Jordan, sobre la vida de los refugiados sirios en Turquia, apareció en el mismo el miliciante Sami para confesar desde dentro de ese campamento: “Yo ahora voy y combato en Siria con las brigadas de “Ahrar Acham” y luego regreso a Turquía”, reconociendo haber realizado más de una operación contra el ejército sirio antes de regresar al campamento.

En otra confesión no menos peligrosa, Sami dijo que él y sus compañeros ocupaban una de las escuelas públicas como sede para sus operaciones. Estas revelaciones confirman una vez más que el terrorismo y el extremismo son el enemigo número uno de la educación, y que lo que se ha urdido contra Siria no tiene nada que ver con las alegaciones sobre la democracia, la libertad y los derechos humanos, sino que apunta a difundir la ignorancia entre el pueblo sirio para facilitar el dominio sobre sus recursos y ponerlos al servicio de agendas externas que nada tienen que ver con sus intereses.

“En Alepo luchábamos contra las fuerzas gubernamentales, y luego volvíamos a nuestra vida normal como refugiados en Turquía”, detalló el terrorista, poniendo así en tela de juicio las alegaciones de Erdogan y su gobierno, al comprobarse que procuran cobertura a los terroristas, y los apoyan y protegen por fines políticos que nada tienen que ver con la libertad que pregonan.

Otra prueba contundente demuestra el terrorista Sami al enseñar un retrato que pone ante a la cámara del canal, en el que aparecen varios hombres que dijo son de Libia, Estados Unidos, Marruecos, Túnez y de todos los países árabes “que han venido a ayudarnos”, señalando que sus semejantes en Siria, pregoneros del terrorismo como él, “no los consideran extranjeros, sino sus hermanos”.

“Acabo de llegar a Turquía para descansar,… cada mes vengo tres ocuatro días para descansar de los sonidos de los disparo, el bombardeo y los gritos de la gente, y luego regreso a Siria”, dijo.

¨Vamos y regresamos, luchamos, matamos a la gente, realizamos operaciones dentro de Siria y luego regresamos a Turquía¨, son expresiones que siempre han repetido los terroristas ante los oídos y ojos del gobierno de Erdogan, el cual no puede ya negar la realidad u ocultarla, lo cual lo sitúa ante dos probabilidades: o bien han vendido la soberanía del Estado turco a la OTAN y sus lacayos a cambio del poder, convirtiendo al país en un Estado malogrado que no tiene control sobre sus territorios, o es que construyen sus políticas apoyando el terrorismo y el fundamentalismo, en base a la doctrina del partido extremista Justicia y Desarrollo, que se esconde detrás del islam político pero que en la realidad no es más que un islam reaccionario, muy lejano de la política. En ambos casos, el gobierno turco ha trasladado a Turquia, de un jugador importante en la región y factor de estabilidad en la misma, a un campo para producir el caos en servicio de occidente y de sus intereses.

Eba Kh.http://www.sana-syria.com/spa/340/2013/01/13/461576.htm